ERIC BARONE

CULTURA

AKÁSHICA

– Autoayuda Akáshica –

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

 

 

 

 

RESERVA
MEDICO-LEGAL
Al estudiar la Terapia Akáshica, o solamente al aplicar las técnicas de la presente obra el lector emprende una experimentación personal, sabiendo que estas prácticas operan en campos energéticos para los cuales no existe ningún sistema de medición científica. El lector reconoce que desde milenios las civilizaciones orientales manejan estas energías y obtuvieron grandes resultados en la mejoría de la salud, de la vida psicológica y espiritual, sin disponer tampoco de estos medios científicos que la ciencia actual posee. El lector admite que la Terapia Akáshica se alinea en el uso de las mismas energías, pero en una forma renovada, prevista para poder circular en forma digital. Los mismos beneficios fueron aportados por el yoga, el tai chi, la acupuntura, la medicina ayurveda, y la práctica de todas estas técnicas antiguas también entra en un campo experimental para el lector. Si el lector siente simpatía por esta nueva tecnología y piensa que puede llegar a tener un gran impacto en su vida y la de los demás, puede entrar en el programa de “experimentador/opinólogo”, ya que su experiencia podrá ser beneficiosa para los otros lectores y nuestra investigación. Al nivel médico-legal, todo usuario de nuestras técnica asume el compromiso de NO usar, emplear o seguir los métodos indicados por Eric Barone, los consejos, archivos o productos, de manera en que puedan alterar o interrumpir un tratamiento médico o psicológico prescrito por profesionales de estos rubros que estén atendiendo a su paciente o a usted mismo si es el beneficiario al cual se aplicarán estas técnicas. Cualquier duda que tenga consulte con ellos la posibilidad de practicar lo que aconsejamos. Su responsabilidad moral (jurídica y espiritual incluidas) se extiende a todas las atenciones a terceros que pueda llegar a brindar, ya sean a título oneroso o gratuito, a un paciente, amigo o familiar, o a usted mismo.

 

 

 

Derechos reservados en todos los idiomas. Este libro no podrá reproducirse total ni parcialmente por ningún método gráfico, incluyendo los sistemas de fotocopias, registro magnetofónico o de alimentación de datos, sin previa autorización por escrito de los autores. Quedó hecho el depósito que marca la ley 11.723.

 

 

Copyright: Eric Barone
Buenos Aires, Argentina

 

ISBN 978-987-1619-29-0

 

 

www.culturabioenergetica.com

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

...

DEDICATORIA


Dedico esta enciclopedia a los miles de alumnos y pacientes que me ayudaron a crear la Terapia Akáshica.

A ellos debemos el descubrimiento (y tesis esencial de este libro): que cualquiera sea el problema físico, mental o espiritual que padezca una persona debemos buscar qué falló en su operatoria bioenergética y resolverlo en este mismo plano, interface obligada entre cuerpo, mente y espíritu.

La naturaleza humana hará el resto.

Eric Barone

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

ÍNDICE

Dedicatoria

 
El por qué de esta enciclopedia

Lo que hacemos

 

Seis definiciones importantes de nuestra filosofía

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Experiencia 2

  • ¿Será que todos tenemos un médico invisible escondido en nosotros mismos?
  • Comentarios particulares sobre la técnica anterior
  • Conclusiones sobre la experiencia 2

Experiencia 3

  • La Paz Interior, ¿se aprende?
  • Conclusiones sobre la experiencia 3

Experiencia 4

  • Las formas que reflejan al universo, ¿son las mismas que modelan nuestra vida?
  • Caras de la pirámide
  • Práctica de la experiencia nº 4
  • Conclusiones sobre la experiencia 4
  • ¿Cómo interviene en este proceso la bioenergética?

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Experiencia 5

  • Nuestro cerebro ¿tiene más energía que una central atómica y puede viajar más lejos que na nave espacial?
  • Conclusiones sobre la experiencia 5
  • ¿Cómo interviene en este proceso la bioenergía?

Ejemplo de aplicación de la Tecnociencia a la ropa bioenergética

  • ¿Qué es la tecnoconciencia?

Las 14 familias de indumentaria bioenergética como ejemplo del método de análisis de problemas que permite la Terapia Akáshica

PARTE 2. CÓMO CAMINAR EN EL MUNDO INVISIBLE

CAPÍTULO 1. Consulta general de Terapia Akáshica

CAPÍTULO 2. Diagnóstico Bioenergético

CAPÍTULO 3. Programas de acción bioenergética

CAPÍTULO 4. Diagnóstico de energías malignas

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

CAPÍTULO 5. Diagnóstico de misión espiritual

CAPÍTULO 6. Tabla de decisión

CAPÍTULO 7. Aprender a navegar en los registros akáshicos

CAPÍTULO 8. ¿Cómo estudiar la Terapia Akáshica a distancia?

CAPÍTULO 9. Los libros de la Terapia Akáshica

  • Sobre los libros de Eric Barone, una orientación
  • «Control Mental de Acuario». Cómo llegó a mis manos esta historia del futuro
  • «Aisdek’m de viaje a los registros akáshicos». Prefacio
  • «Los Poderes mágicos de la Biblia». La magia moderna
  • Cómo aprender a aprender. Introducción
  • «El Nuevo Humano». Cómo nacieron las 33 revelaciones

PARTE 3. TECNOLOGÍAS DE ACCESO A LAS OTRAS DIMENSIONES

CAPÍTULO 1. Cuando el hombre abre las puertas del mundo invisible

  • «Control Mental de Acuario»

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • Desarrollo de poderes
  • Meditar con mandalas
  • Meditar con los fractales
  • Meditar con lavisión 3D
  • Manos de fuego
  • Firmas angelicales
  • Trabajar con los ángeles
  • El poder de los sonidos silenciosos
  • Poesías angelicales

CAPÍTULO 2.Renace la magia científica

  • Poder mental
  • Poder espiritual
  • Poder de voluntad
  • Poder de la conciencia
  • Poder mágico
  • Poder energético
  • Poder de lo invisible
  • Pedir ayuda almundo invisible
  • El secreto
  • La suerte es una energía
  • Para que dios decida
  • Ordenar nuestra vida
  • Imprimir sus joyas mágicas en 3D
  • Ayuda espiritual de los santos

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

CAPÍTULO 3. El hombre recupera sus conexiones con los universos

  • Aceites para chakras
  • Tener éxito en la vida
  • Sentirse bien emocional y mentalmente
  • Dinero
  • Protección
  • Amor
  • Cuidar su salud
  • Suerte
  • Imponerse, brillar, lucir
  • Conseguir un supercerebro
  • Atracción sexual
  • Cumplir nuestros deseos
  • Encontrar paz y armonía
  • Trabajar para su progreso espiritual
  • Tener voluntad
  • Recuperar sus energías durmiendo
  • Dormir con los ángeles
  • Luces angelicales
  • Recomponer nuestra vida
  • Encuentro del equilibrio
  • Ingeniería de los sueños

CAPÍTULO 4. Y todo nos transformaremos en alquimistas de la Nueva Era

  • Mirar en las otras dimensiones
  • «Alquimia de la Nueva Era»

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • Cofres mágicos. Viajar en mundos de 3 dimensiones
  • Cofres mágicos. Viajar en galaxias de 5 dimensiones
  • Cofres mágicos. Viajar en universos de 7 dimensiones
  • Cofres mágicos. Viajar en multiverso de 9 dimensiones
  • Cofres mágicos. Viajar en planos de 11 dimensiones
  • Enfrentar situaciones difíciles
  • Enviar mensajes a las otras dimensiones
  • El arte deolvidar
  • Cumpleaños mágico
  • Collares mágicos

CAPÍTULO 5. Y el plomo se transformará en oro porque la ignorancia se transmutará en sabiduría

  • Origami universal

CAPÍTULO 6. Llegamos al punto Omega de Teilhard de Chardin y al 4to. Nivel de Psicología de Ken Wilber

  • La receta de los genios
  • Bioenergía y vida espiritual
  • Volver posible lo imposible

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

CAPÍTULO 7. En el cual se demuestra esta ecuación: «magia = ecumenismo de las religiones»

  • Aprender la terapia akáshica
  • Artesanías akáshicas

PARTE 4. HIGIENE BIOENERGÉTICA Y PROGRESO ESPIRITUAL EN LIBERTAD

PARTE 5. LA CONQUISTA DE UNA INTELIGENCIA SIN LÍMITES

PARTE 6. IMPOSIBLE, ¿POR QUÉ?

PARTE 7. UNIVERSO DE APLICACIONES DE LA CULTURA AKÁSHICA

En qué dirección se mueve la Terapia Akáshica. Preocupaciones fundamentales

CAPÍTULO 1.Pinturas

CAPÍTULO 2.Esculturas

CAPÍTULO 3.Literatura

CAPÍTULO 4.Música

CAPÍTULO 5.Baile

CAPÍTULO 6.Muebles

CAPÍTULO 7.Arquitectura

CAPÍTULO 8.Indumentaria

CAPÍTULO 9.Joyería

CAPÍTULO 10.Belleza

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

CAPÍTULO 1.Cocina

CAPÍTULO 2.Embarazo

CAPÍTULO 3.Deporte

CAPÍTULO 4.Anti-adicción

CAPÍTULO 5.Anti-aging

CAPÍTULO 6.La medicina akáshica

CAPÍTULO 7.Psicología

CAPÍTULO 8.Educación

CAPÍTULO 9.Espiritualismo en libertad

CAPÍTULO 10.Futurología

ANEXOS

ANEXO 1

Cómo llegó a mis manos esta historia del futuro

Prefacio

La magia moderna

Introducción

Cómo nacieron las 33 revelaciones

ANEXOS 2

ANEXO 3

Videncia Akáshica y Física Cuántica: Ana Angriman

CAPÍTULO 4.Recomendación de la Dra. Harón

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

EL POR QUÉ DE ESTA

ENCICLOPEDIA


Antes de proyectar a mi lector hacia un universo desconocido, conviene que le explique mis motivos profundos para guiarlo en este camino que ya he explorado para él y donde dejé marcas suficientes para que pueda recorrerlo con toda seguridad y certeza de llegar a destino.

Nací en plena guerra y viví medio siglo en dicho conflicto, solo que esa guerra cambió en estos cincuenta años de forma, de enemigo, de armas y de lógica. Descubrí que las mentiras sociales dejan heridas en el alma del hombre que son más dolorosas que las que se hacen a su cuerpo y a sus emociones.

Mis primeros choques con la mentira social fueron puramente literarios. Leyendo en forma totalmente desordenada aprendí rudimentos de medicina y cirugía en viejas enciclopedias totalmente desactualizadas, arquitectura, física, química, mezcladas con visiones teosóficas de las religiones, libros de magia, de parapsicología, de realismo fantástico. Es cierto que era una época donde podía leer con el mismo interés libros de sociología política que historietas de personajes de Walt Disney; tenía cerca de 10 años y estaba lejos el invento de la tablet, de internet y Google Earthde la neurociencia y de la materia oscura del universo. La bomba atómica había explotado hacía 20 años y se caminó sobre la luna cuatro años después de mis 10 años. ¿Qué más necesitaba para convencerme de que la ciencia era preeminente en todo?

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Sin embargo, las dudas venían a mí cuando leía investigaciones de Charles Fort, como las de El Libro de los malditos que escribió en 1919. Sus investigaciones sobre lo inexplicado me confirmaron que mi escepticismo podía ser un método en sí mismo y a este autor le debo la certeza de que «nada es lo que parece ser, todo tiene una causa más alta y más rebuscada que las oficiales; y entonces, las soluciones a los problemas de la vida también deben estar muy alejadas de lo que la ciencia conocida nos propone». Pero para no mentir debo reconocer que ya estaba embebido del positivismo de Auguste Comte y teñido de la futurología de Julio Verne. Seguramente todo obedecía a cierta mecánica, sea energética o parapsíquica, y por no poder percibirla o tal vez por pereza nos contentábamos con opiniones pre-masticadas de autores que nos tranquilizaban o nos hacían creer lo que grupos de poder tenían interés en que creyéramos. No tengo ninguna visión conspirativa, sino desengañada: sé lo fácil que es, para un autor que no tiene nada nuevo para decir, repetir con frases diferentes lo que otros autores ya han dicho. Entonces, el aguijón de la curiosidad, el ácido del escepticismo, el descreimiento frente a las contradicciones que encontraba, y lo que había estudiado sobre métodos científicos hicieron lo necesario para orientarme hacia la investigación. De todo mi pasaje dramático, caótico y profundamente inútil en la escuela y en el colegio, solo me apoderé de algo fascinante, en lo que era mi terreno más terrorífico: hablo de la matemática.

El sistema de resolución de una ecuación de dos desconocidas, en el cual simulamos que conocemos precisamente lo desconocido, me pareció sencillamente maravilloso y me apropié de la filosofía que implica.

Apoderado de todos estos saberes e intuiciones, partí a la aventura de explorar todo lo que encontrase sobre la vida interior, sobre experimentos que no contasen con otro laboratorio más que la mente.

Intentaré contarles un poco sobre esta aventura, y a lo

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

largo de mi narración descubrirán el por qué de esta enciclopedia. La primera determinación que me impuse a mí mismo ya la conocen: no podrán encontrar en estos volúmenes nada que hayan leído en otros lugares. Todo es nuevo y es producto de contactos directos con los Registros Akáshicos, nuestra gran memoria central del universo. Hay una sola excepción se encuentra en el libro Psytech 33 que precisamente expone el método del cual les voy a hablar.

Volviendo a mi historia, reconozco que a los 10 años era muy rebelde con la religión. Todavía recuerdo cómo mi abuela me llevaba a la fuerza a la iglesia donde aburrido debía escuchar toda una misa sin explicaciones coherentes. La catequesis era peor porque yo era un escéptico que no comprendía si se trataba de un gran operativo teatral, un adoctrinamiento forzado o un estado de hipnosis colectiva. Solo me fascinaba la actitud convencida de ciertos sacerdotes, y los poderes de gente como el Padre Pío. La estigmatización de santas como Teresa Neuman me producía desconfianza de los milagros, pero como discípulo de Charles Fort no dejaban de fascinarme.

Con los años, la experimentación y la síntesis, arribé a hipótesis que pueden llegar a poner los pelos de punta a los lectores muy religiosos…

Imaginemos una súper agencia de publicidad antiquísima, de alguna civilización que desconocemos pero que ha alcanzado un gran desarrollo, cuyos técnicos se preguntan cómo hacer para hacer llegar su capital científico al futuro de esta humanidad caótica. «¿Cómo lograr que los hombres de un mañana lejano encuentren nuestros conocimientos a medida que estén listos para comprenderlos?». -¡TENGO UNA IDEA!- puede haber dicho uno que todavía no conocía Google- «Creemos unas religiones; desarrollemos, en estos genes malcriados de los humanos, la necesidad de la fe como si se tratara de una protección familiar de escala superior; pongámos la como explicación de todo lo que les suceda hasta que su ciencia se desarrolle. Creemos

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

seres invisibles que perduren milenios y les destilen los conocimientos cuando detecten cerebros aptos para recibirlos…» Y ASÍ NACIERON LOS TEXTOS SAGRADOS.

EGRÉGORES Y TECNOMAGIA, o el legado de sabiduría del mundo llevado a la potencia de la técnica

Los seres intemporales existen, se llaman «Egrégores». Les dediqué un libro especial, El secreto de los egrégores, y me fascinaron y provocaron en mí un sentimiento de profundo respeto al observar cómo gente que siguió el Camino de Santiago, ocultistas, magos, fieles iletrados, alquimistas, sabiéndolo o en general ignorándolo, alimentaron a estos seres invisibles dándoles parte de su energía mental de hombres de fe (ya que los egrégores son seres vivientes invisibles que obedecen a las reglas de todo lo que vive: deben nutrirse también para desarrollarse); y recibieron conocimientos de ellos mediante esta conexión especial que todos tenemos y pocos sabemos cómo usar: el cuarto ojo del medio de la frente (diferente del tercer ojo que es solo perceptivo y se ubica en el entrecejo).

Con este mecanismo podría explicar muchos fenómenos: las revelaciones que ciertos místicos tuvieron, cómo habla el «Mutus Liber» a los alquimistas, por qué los sacramentos como la extremaunción reviven a los que están en agonía, por qué existe el exorcismo y llega a ser tan eficiente, cómo se producen los milagros que violan las leyes de la física conocida.

Tras estas constataciones pude crear el método de la TECNOMAGIA, que postula como punto de partida que todos los contenidos religiosos, místicos, esotéricos, mitológicos o supersticiosos tienen un contenido científico de verdadero poder tecnológico escondido debajo de un acto teatral, adaptado a la

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

época y a las manipulaciones que se quería hacer al pueblo.

Bajo esta convicción, creé sistemas informáticos que permiten extraer de los textos sagrados la energía invisible que puede conectarnos, cambiarla de envase para – en simultáneo – dejar a los religiosos su texto histórico y también multiplicar la potencia de los efectos a través del análisis y comprensión de sus infinitas aplicaciones prácticas para el bien de la humanidad. Descifré muchas de estas aplicaciones, para difundirlas, para que todos puedan probarlas y desde entonces sumé una creencia que no fue del gusto de mis amigos sacerdotes: la convicción de que DIOS NO QUIERE QUE CREAMOS EN ÉL, SINO SOLO QUE LO PROBEMOS.

Descubrí que, separando ciertas técnicas de su contexto religioso o mágico, se encontraban medios concretos de mover energías, pero que no tenían nada que ver con el uso político, social o de adoctrinamiento que se les solían dar. Y que habían sido “acomodadas” por los sacerdotes de épocas pasadas para justificar por qué un rey o un emperador tenía ascendencia divina, por qué los últimos serán los primeros, por qué la casta de los sacerdotes los protegía de lo invisible y desconocido, por qué había infalibilidad papal, por qué solo los sacerdotes y los magos tenían contacto con dios, dioses o seres invisibles… Todo se justificaba y se acomodaba para manipular a esta masa que todavía aceptaba la esclavitud, no había descubierto el poder de sindicarse, desconocía derecho humano alguno y aún no había fundado Greenpeace.

Estas conclusiones me fueron llevando a revisar todo lo que conocía y todo lo que había accesible sobre las artes adivinatorias, la parapsicología y las ciencias de las energías en general. Hice descubrimientos extraños que, tras 50 libros publicados, aún me siento lejos de haber terminado de explicar. Este es el motivo por el cual creé esta enciclopedia: para reunir todo ese

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

conocimiento acopiado a partir de lo existente y mis investigaciones en un solo material -esta enciclopedia-, de 10.000 fascículos digitales, rastreables y accesibles a cada uno según sus necesidades específicas.

TAROT, ASTROLOGÍA Y EMBARAZO. Aciertos, errores y superaciones

Empecemos por el Tarot: sí, contiene poderes maravillosos; pero, tal como todas las ciencias antiguas, la entropía de los autores sucesivos y de las tradiciones orales han hecho que nos llegaran solo el tres por mil de los conocimientos iniciales. El tarot bien o mal usado se transforma en vivienda para seres invisibles, llamados elementales, y estos seres pueden dialogar con el vidente o intoxicarlo por completo a él y a su paciente. Es cierto que el tarot contiene puertas por las cuales nuestra conciencia puede pasar (es la única parte de nosotros que puede viajar en las otras dimensiones y no se priva de hacerlo cuando dormimos). El árbol sefirótico, bien conocido por los cabalistas, muestra los niveles a los cuales puede acceder y confirma que todos los vestigios esotéricos que nos llegaron están intercomunicados e interactúan entre ellos y con nosotros por la sencilla razón de que provienen todos de la misma fuente.

Más interesante me pareció el uso de las láminas de tarot como filtro o acumuladores de energía para sanaciones de pacientes. Pero es el lado menos conocido del tarot. Le encontré otra utilidad que verán en esta enciclopedia: el uso práctico en forma de ajedrez de estas láminas.

La astrología, que parece predictiva, comete un error de lenguaje bien característico de los sacerdotes antiguos: hacernos confundir lo predictivo que solo es potencial con lo «ya escrito ineluctable». Por el contrario, confirmo teorías taoístas según las cuales el pasado ya no existe, el futuro todavía no se formó,

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

entonces lo único que existe es el presente. Es cierto que los grandes futuros provienen todos de micro decisiones que tomamos en el presente, entonces lo que cuenta es tomar el control energético de nuestro presente.

Más interesante me pareció el uso de la astrología en forma mágica para modificar el futuro, condensando energía que nos impulsa en otras líneas diferentes de las catastróficas que tal vez nos indica el tema astral. Jugué durante años intentando comprender por qué acertaba tanto la astrología y lo comprendí. El error es tomar en cuenta la fecha de nacimiento en lugar de pensar en lo que pasa durante la gestación. Durante el período gestacional la mayor densidad de energía de vida se concentra en la placenta. Lo que afirmo no es pura retórica poética, sino técnicamente seguro. Toda la civilización hindú presentó la teoría de los 7 pranas y en otros países hemos inventado el magnetismo universal, el chi, el vril, el orgon, el espíritu santo o la conciencia chi, el vril, el orgon, el espíritu santo o la conciencia universal para hablar de lo mismo. No obstante, estamos lejos de haber podido crear un solo captador electrónico que nos dé un resultado procesable, y no lo ha logrado tampoco la fotografía kirlian y sus derivados rusos que solo fotografían una minúscula parte del ser humano bioenergético.

Durante el embarazo, esta energía de vida es modulada por el cosmotelurismo, el cual está también relacionado con la conciencia de la madre y la del feto en gestación que aprende a ser consciente junto a estas variaciones. Lo más influyente sobre las variaciones del cosmotelurismo son los planetas de nuestro sistema solar y es extraordinario cómo los astrónomos y astrólogos de los tiempos antiguos recibieron estas revelaciones para crear este sistema global llamado astrología. No descarto la hipótesis de que hay sensibilidad particular entre los planetas y las moléculas de metal que nos componen, pero solo refuerza la afirmación anterior. Lo que nos falta es

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

comprender que si la astrología logra representarnos tan bien en astropsicología o en astromedicina, ella puede con ciertos aditivos volverse también operativa, y son precisamente estos conocimientos los que la Terapia Akáshica recupera y vuelve operativos ya que alcanza regresar al origen mismo de todos estos conocimientos.

Cómo no fascinarse con el I ching, el Mo tibetano, los tantos medios de adivinación que a veces aciertan maravillosamente, y particularmente la Bibliomancia, esta técnica tan sencilla como tener una biblia (u otro libro sagrado) entre los manos, pensar intensamente una pregunta, y abrir el tomo al azar. Luego interpretar la contestación. Desafío a los matemáticos a que calculen qué probabilidad existe de que un versículo entre 30.000 conteste alegóricamente a una pregunta mental, a veces hasta llegar al punto de encontrar las mismas palabras que pensábamos. Esta observación fue una de las que me llevó a postular la existencia de LIBROS VIVIENTES, que son aquellas pocas obras que leen a sus lectores (mientras que la gran mayoría de los otros son libros muertos). ¿Qué son los «Libros Vivientes»? Libros cuyo contenido fue dictado por seres invisibles a quienes los escribieron. Cuando los 4 ojos de una persona lee un libro viviente (ojos físicos más 3er y 4to ojo), estas conciencias se conectan con el lector, «lo leen», descifran sus intenciones y motivos, y lo guían. Este mecanismo cambia heréticamente la visión que podemos tener de los textos sagrados y los transforma en guías telefónicas con el mundo invisible. Para reconciliarse un minuto con los creyentes de cualquier religión (o enemistarse para siempre, ¡ellos elegirán!) pregunten lo siguiente a todos los sacerdotes de cualquier religión que conocen: cuando practican su culto, ¿ellos piensan que cuentan hechos históricos para recordar a los fieles los orígenes de su religión y darles un impulso moral, o piensan que convocan verdaderamente seres y energías invisibles que se hacen presentes y efectúan trabajos energéticos y

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

espirituales sobre los fieles? Porque entonces, en el primer caso la práctica de los cultos se transforma en un acto teatral (aunque con excelentes y necesarios motivos sociales), y en el segundo la práctica de los cultos es un arte de alta magia ceremonial. Si captamos la dimensión de esta segunda opción se alcanza a comprender mejor por qué los textos religiosos condenan a los magos.

Escribí el libro El Nuevo Humano antes del año 2012, no por reacción a los creyentes del fin del mundo (fenómeno que ocurre a cada instante a nivel celular y atómico, a nivel psicológico y energético), sino como reacción a los libros de profecías. Me pareció más interesante mostrar en el presente y la historia conocida, los principios energéticos de la evolución general de la humanidad a nivel orgánico, de comportamiento y social. En este libro no hay ninguna profecía política ni social, ni tecnológica, sino la muestra de una evolución progresiva del hombre proyectada sobre casi 4000 años basado sobre lo que llamé el Darwinismo Akáshica; y repito la advertencia que hice a los lectores en ese momento: no se pregunten adónde estaré”, ¡Eso solo les interesa a sus descendientes! Díganse por el contrario: “¡SERÉ MIS DESCENDIENTES porque pienso reencarnarme algunas veces más!”.

Resolver estas energías a todos, ha sido uno de mis objetivos primordiales a lo largo de los últimos 30 años. Tal vez por eso mi sección favorita de esta enciclopedia sea la VII, «Universo de Aplicaciones de la Cultura Akáshica».

En esta parte encontrarán sonidos electrónicos que son traducciones de versículos de la Biblia que hicimos con mi equipo de terapeutas akáshicos buscando efectos de sanación, dinamizando agua con estos sonidos.

En la parte III encontrarán también los ORIGAMIS BIOENERGÉTICOS, que son diseños imprimibles que pueden descargarse por internet, procesarlos como está indicado, e imprimirlos sobre remeras haciendo que se

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

transformen en moduladores bioenergéticas de los chakras y de su kundalini. Otros les permitirán fabricarse anteojos especiales para examinar otras dimensiones. Los 365 origamis de «Ayuda Espiritual de los Santos» los conectarán a las energías específicas que pueden beneficiar nuestra vida al vincularse con ellas.

Tal vez el lector se sorprenda al encontrar también diseños de Joyas. Son archivos que pueden imprimir en impresoras 3D. Sirven para producir joyas calculadas para alcanzar un objetivo energético a quien las porta.

Otra fase ocurrió en mi camino de explorador. Y tuvo que ver con investigar los poderes mentales.

Reconozco que siempre me pareció que no valía la pena entrenarme 8 horas por día durante años para levantar una mesa por telekinesis, mientras podía llamar a un empleado de mudanzas para hacerlo más fácilmente y en minutos. En otras palabras, siempre recurrí al humor para preguntarme si de verdad valía la pena emplear tantos esfuerzos para obtener un resultado tan exiguo. Aún así, es innegable y reconocible uno de los méritos exclusivos de prácticas como el faquirismo, el yoguismo o la parapsicología: y es que sirvieron para demostrar que si algunos humanos llegaron a ejecutar y alcanzar tales hazañas, es porque todos los humanos tienen (tenemos) ese potencial (saludo con gran respeto a los maestros hindúes que nos explican que los «sidhis» -poderes- aparecen como marcas en la evolución espiritual pero que no debemos prestarles atención).

Dejamos a la neurociencia el placer de indagar tarde o temprano en estos fenómenos, que son parte de nuestro patrimonio energético universal, y regresamos a una disciplina que comencé a investigar a partir de mis observaciones anteriores sobre el poder mental, y en la que me volví un experto en mis años franceses: el hipnotismo.

El hipnotismo ha sido históricamente practicado en todas las épocas, en todos los continentes y bajo

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

muchas formas y usos distintos.

Por ejemplo, tenemos el Control mental de Silva que, sin decirlo, maneja actos hipnóticos y enseña la autohipnosis (caso contrario no funcionaría, ni brindaría ningún resultado). Podríamos extrapolarlo a la publicidad, pero eso es un cliché que todo el mundo conoce. Más insidiosa es la hipnosis indirecta, que podría llamarse «manipulación de masa», ampliamente aplicada por todos los poderes al mando ya sean comerciales,políticos o religiosos, todas las facciones que se disputan segmentos de poder, de mercado, etc.

Sin embargo, me resultó más interesante en mi aventura exploratoria ir al origen del fenómeno hipnótico antes que a las explicaciones brillantes que permiten las neurociencias y la psico neuro inmuno endocrinología. ¿Observaron que en todas las civilizaciones, durante todas las épocas, y en todas las religiones, aunque no pudo haber contacto geográfico entre ellas, la «meditación» y la «visualización» son las dos técnicas omnipresentes? A lo largo de mi investigación deduje que esto se debe a que son facultades básicas de la conciencia humana, como una corriente alterna emitida por una parte neuronal y una parte bioenergética del ser humano. El libro Terapia Akáshica explica detalladamente este dualismo y sus consecuencias, que alcanzan a la pedagogía y la psicoterapia, pero también el arte y sus disciplinas. La sección VII de este libro también narra y explica, valiéndose de varios ejemplos, el nacimiento de la «Cultura Akáshica».

Esta fase de la exploración que ofrezco a mis lectores pone en evidencia varios fenómenos:

  • – Las otras dimensiones existen (la física y la matemática nos hablan del multiverso) pero solo nuestra conciencia puede penetrar en ellas y lo hace mediante un gran canal central energético que existe entre el tope de nuestro cráneo y nuestro perineo. Ha llegado el momento de visitarlas, ir a buscar allí nuevos conocimientos y transportarlos en forma sistemática

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • en nuestro presente. La cultura akáshica es la muestra de lo que ocurre cuando lo hacemos; pero podemos afirmar que ninguna creación revolucionaria (innovación científica incluida) hubiera sido posible sin que la mente del artista o del científico viajara por allí.
  • – Había que buscar un medio de viajar sin peligro, lo hicimos creando las «máquinas de videncia akáshicas», objetos físicos, personalizados para cada estudiante, para darle guía, poder, y seguridad. La «Terapia Akáshica» existe gracias a estas máquinas, y llamamos «navegantes de los registros akáshicas» a los que las utilizan.
  • – Los poderes mentales existen, son productos de conexiones a energías particulares. Podríamos decir que son accesibles a todo el mundo, pero ¿todo el mundo está listo para pagar el precio para alcanzarlos? No creo, y personalmente entro en la lista de los que no están listos a gastar gran parte de su vida para extasiarse sobre logros extraordinarios y sin aplicaciones útiles para la humanidad. Personalmente me contenté con usar el libre acceso que adquirí hacia los registros akáshicos, siguiendo los pasos de Edgar Cayce para canalizar miles de técnicas de allí, buscando solamente su utilidad práctica para mis pacientes.

Creé la división INGENIERÍA DE LA CONCIENCIA cuyas técnicas encontrarán a lo largo de esta enciclopedia, como un método de usar los recursos internos que tenemos para modificar nuestra propia estructura energética productora de problemas mentales emocionales, de comportamiento y hasta biológicos. Lo que los maestros hindúes anunciaban acerca de la relación entre chakras y glándulas endócrinas es el puente que la medicina akáshica está demostrando, uniéndose a futuro con la psico neuro inmuno endocrinología.

En efecto, mientras nosotros ensamblamos la mente con el cuerpo, en forma externa, explicándolo por conexiones energéticas, esta ciencia lo hace por conexiones internas de la bioquímica.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Las meditaciones 3D que encontrarán, las técnicas de visualización y muchas otras los guiarán en este camino de exploración, pero siempre para efectos prácticos, concretos, útiles para sí mismos y para los demás.

Al respecto, creo que uno de los más bellos descubrimientos de la Terapia Akáshica es lo que llamamos la «transferencia esotérica» o también «sincronización akáshica». Recomiendo a quienes estén leyendo esto probarla cuanto antes. Con esta técnica podemos, durante 20 minutos, brindar a una persona que queremos ayudar el efecto energético de los ejercicios que nosotros hacemos. Imaginen un profesor de yoga o de tai chi que permite a un paciente paralítico, que vive a miles de kilómetros de distancia, recibir la misma energía que hubiera recibido de haber podido practicar por sí mismo estas técnicas. El uso es extraordinario sobre todas para las personas que no quieren o no pueden hacer tales ejercicios de reconstrucción de sí mismos. Millares de madres las practican sobre adolescentes rebeldes o con problemas mentales, otros sobre pacientes en coma o paralizados o con enfermedades degenerativas. Muchas personas mayores, que pensaban que ya eran inútiles para sus hijos, vuelven a encontrar sentido a su vida enviándoles energías correctivas y saludables, usando las técnicas que justamente encontrarán en esta enciclopedia.

Desde lo más profundo de mi ser, y con toda la humildad que puedo tener, confieso que mi único motivo de orgullo es haber desarrollado esta técnica, y el bien que puede aportar a millones de personas aprenderla.

Solo resta hablar del corazón de esta enciclopedia. Estaba avisado que en el año 2005 se abriría una ventana de gran comunicación con los registros Akáshicos, ventana en la cual la gente muy perceptiva podría captar conocimientos nuevos. En 6 meses, ayudado por varios grupos de alumnos, pude dictar 333

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

cursos, siendo conectado en tiempo real con esta memoria central del universo. El conocimiento fue tan amplio que nos llevó varios años procesarlo y darle una forma práctica mediante esta publicación. Agradezco a todos los alumnos que ayudaron con sus grabaciones, anotaciones, archivos y relecturas a perfeccionar estos cursos, para ponerlos a disposición de todos. Aparte de los 18 primeros, que son solo teóricos, todos los otros contienen una aplicación práctica que permite alcanzar el objetivo anunciadoen el título. Todos los medios técnicos necesarios para cumplirlo también estarán en cada fascículo.

Finalmente, ya que cada lector llega en general a estas preguntas, prefiero contestarlas antes de que las formulen: ¿A qué apunta la Terapia Akáshicos? ¿Cuál es la meta de esta enciclopedia? ¿Por qué tendrían que estudiarla y aprovechar las miles de técnicas que aporta?

Nuestro ideal es despertar al superhombre que duerme en el hombre dormido. Para lograrlo tenemos que favorecer el desarrollo de la conciencia Akáshicos y eso es, precisamente, lo que permite esta enciclopedia.

 

Lo que hacemos


Lo que hacemos

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
Investigamos la bioenergía humana

...

Publicamos, formamos profesionales

...

............
y generamos nuevas tecnologías de uso individual

...

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
Enseñamos la autoayuda
bioenergética mediante 10.000
fascículos accesibles a todo público

...

Atendemos en consultas
individuales a los que nos necesitan

...

Enseñamos por internet a leer los
registros akáshicos al más alto
nivel, y formamos profesionales de
terapia akáshicos

...

............

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
Entrenamos al aprendizaje acelerado y

......

también ayudamos a recuperación o conquista de mayores capacidades mentales

...

Desarrollamos: la creatividad, la toma de decisiones y el liderazgo, desde el control bioenergético.

......

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

SEIS DEFINICIONES IMPORTANTES DE NUESTRA FILOSOFÍA


¿QUE ES LA BIOENERGÍA?

La bioenergía es la energía fundamental de la vida y es conocida por diferentes nombres en otras culturas. Es prana para los hindúes y mercurio para los alquimistas. Pero también se la conoce como vril, conciencia cósmica, magnetismo universal, espíritu santo y orgón, entre otros nombres.

...

Según la Terapia Akáshica, es la energía básica que forma la conciencia humana y, por tal motivo, «obedecerá a toda conciencia que se tome el trabajo de aprender a manejarla». Es el ingrediente básico de la kundalini, la «energía de fuego» que, al subir por la columna vertebral, irriga los nadis, se concentra en los chakras y luego en el cerebro y en la glándula pineal.

...

Los nadis, que son meridianos energéticos, alimentan la vida de las células y, así, son parte de la salud física, los chakras se convierten en operarios de la psicología y el cerebro y la glándula pineal se vuelven generadores del pensamiento abstracto y de la vida espiritual.

...

Con esta triple participación, la bioenergía ES la energía de vida que genera el «hombre bioenergético» que vive en el «hombre neuronal» y unifica así, cuerpo mente y espíritu dentro de nosotros. Puede profundizar esta temática leyendo «Terapia Akáshica», «Bioenergía Revelada» y «Medicina Akáshica».

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

¿QUE SON LOS REGISTROS AKÁSHICOS?

El akasha, evocado en los libros sagrados hindúes desde hace miles de años, es el campo de energía que nos rodea, del cual nuestra bioenergía es una condensación extrema. Las teorías habituales que manejen los lectores de los registros akáshicos. más comunes, los presentan como una memoria del pasado en la cual se pueden leer las vidas pasadas.

Pero, para la Terapia akáshicos., su sentido es mucho más importante.

Considera al Akasha como «la memoria central del universo» que contiene todos los patrones de construcción de todo lo que existe: moléculas, células, humanos, animales y vegetales, sociedad, pensamiento, planeta, sistemas solares, universos y multiversos. Y, también, el origen de las estructuras del lenguaje, del arte, del pensamiento y de la ciencia.

Nada existe que no sea producto de un patrón contenido
en los registros akáshicos.

Pero, también, contiene patrones de perversión que modifican estos patrones perfectos y generan: la enfermedad, la locura, la guerra y la maldad.

 

...

La terapia akáshica, basándose en esta visión tan amplia, indaga los patrones negativos que generan enfermedades, desequilibrios, pensamientos peligrosos y busca los patrones compensatorios para que trabajen en resolverlos.
Puede profundizar esta temática leyendo «Los 14 Caminos hacia los Registros Akáshicos».

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

¿QUE ES LA VIDENCIA AKÁSHICA?

El creador de la terapia akáshica descubrió que ningún aparato electrónico existente, ningún captador, ningún medio de investigación físico o químico era capaz de indagar en todas las dimensiones de los registros akáshicos y de la bioenergía.

Dedujo, entonces, que sólo un ser humano podría tener la capacidad de observar a otro ser humano, pero no utilizando su cuerpo neuronal, que está limitado a 3 dimensiones, sino usando su cuerpo bioenergético que puede acceder a 22 dimensiones. Buscó puentes de comunicación entre ambos y construyó aparatos que permiten usar esos puntos de contactos entre lo material y lo espiritual, que varían en cada persona.

 

...

Dio nacimiento, así, a las «máquinas de videncia akáshica», que son objetos
de madera de diseño siempre único, aparatos personalizados para cada investigador.
Y luego creó la formación en videncia akáshica.
Puede profundizar esta temática leyendo «Videncia y Universos Paralelos».

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

¿QUE ES LA TERAPIA AKÁSHICA?

Disponiendo de estas máquinas, de una teoría nueva sobre los registros akáshicos y de un amplio conocimiento de la bioenergía humana, el autor, con la experiencia de 30 años de consultorio, creó la TERAPIA AKÁSHICA.

Esta Terapia es el sistema sumamente abarcativo, capaz de acceder a las vidas pasadas, presentes y futuras, a la relación entre el hombre y las energías cósmicas, al tiempo y a las otras dimensiones. Permite decodificar todo lo que ocurre en el ser humano y en su entorno familiar desde la bioenergía, reexplicando todo lo que conocemos desde un ángulo totalmente diferente.

Esta ruptura epistemológica aporta explicaciones revolucionarias sobre temas eternamente discutidos como son, por ejemplo, la vida, la muerte, el pensamiento, el genio, la creatividad, los fenómenos parapsicológicos y la vida después de la vida.

En pocas palabras podemos decir que el terapeuta akáshicos empieza a trabajar en el lugar donde terminan el médico, el psicólogo y el sacerdote.

La toma de conciencia de la existencia de una CULTURA AKÁSHICA es el objeto del presente libro.

Puede profundizar esta temática leyendo «Terapia Akáshica», «Conciencia Akáshica», «Psicobioenergía», «Revolución Bioenergética de la Conciencia».

 

aprender

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

¿QUE ES LA AUTOAYUDA BIOENERGÉTICA?

Nace de la idea de la Terapia Akáshicos que afirma que «como la conciencia es el producto directo de la bioenergía, la bioenergía obedece a la conciencia humana que aprendió a dirigirla».

Esta terapia se enfocó en crear métodos de acción directa sobre uno mismo, sobre el entorno familiar o sobre sus pacientes, si atiende al público.

Entre los 25.000 procedimientos que ha generado el autor, se seleccionaron los que ofrecen una mayor capacidad de solución con un mínimo de esfuerzos (pero no «sin esfuerzos»), y que tienen la máxima garantía de seguridad para el practicante y para su entorno.

  • El autor adoptó posiciones importantes para el usuario:
  • – considerar que el progreso espiritual es un tema de estados de conciencia energéticos y no de pertenencia a algún grupo determinado, (de ahí el concepto de crecimiento espiritual en libertad).
  • – considerar que la contraparte de la moderna psicoinmunoneuroendocrinología es el equilibrio de la bioenergía en todos sus circuitos y mecanismos, y que el mejor ayudante de la salud (y del médico) es el control energético de uno mismo
  • – descubrió que, mientras el hombre neuronal es el responsable de las facultades de comprensión y análisis, el hombre bioenergético lo es para la síntesis y la memorización. Cada parte abstracta del conocimiento (que es multidimensional) depende de la bioenergía mientras que las partes concretas dependen del hombre neuronal, prisionero de sus tres dimensiones. Controlar la bioenergía es controlar el aprendizaje, la inteligencia y generar genio y creatividad máxima.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

En cuanto al concepto de autoayuda, Barone se aleja definitivamente de los autores que, mediantes ejemplos o narraciones, sugieren a sus lectores cambios de actitudes, visiones diferentes y el uso de mandatos mentales para modificarse a sí mismos.

La Terapia Akáshicos es mucho más radical. Sostiene que todo lo que nos ocurre de malo en la vida es producto de un trastorno energético y que, fuera de 3 excepciones, el lenguaje NO PUEDE actuar eficientemente sobre estas energías ya que hacen falta 65 millones de palabras para modificar una sola y pequeña variable energética en el hombre. Es mucho más operativo aprender a remodelar al hombre mediante técnicas puramente energéticas que hacerlo mediante técnicas lingüísticas.

Nació así la «autoayuda bioenergética».

Puede profundizar esta temática leyendo «Psytech 33», «Medicina Parapsicológica», «El Gran Libro de las Firmas Angelicales», «El Secreto de los Egrégores», «Las Artesanías Mágicas».

 

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

¿QUÉ ES LA ENCICLOPEDIA?

Nace del encuentro entre la terapia akáshica y el mundo de internet. El autor decidió poner al alcance de todo el público las técnicas de autoayuda bioenergéticas más avanzadas hoy en día. Según él, nadie está más motivado que uno mismo para modificar su propia vida, nadie desea más que los padres ver progresar a sus hijos, nadie está más interesado que el terapeuta en el progreso y sanación de su paciente (además del paciente mismo y de su familia), nadie está más motivado que el buscador de ayuda espiritual para encontrar caminos en libertad, nadie más que el que sufre de desempleo, de falta de oportunidades en la vida, de falta de energía y de voluntad, puede estar más motivado para aplicarse soluciones si las encuentra.

...

Según la Terapia Akáshica, es la energía básica que forma la conciencia humana y, por tal motivo, «obedecerá a toda conciencia que seEstos 10.000 fascículos tienen una enorme diversidad de aplicaciones y una gran facilidad para ponerlas en práctica. Hay sólo 4 niveles de dificultad que son fáciles de sortear si se tiene la motivación suficiente.

...

Estos fascículos son descargables al instante desde cualquier parte del mundo, basta con que alguien lo desee. En un mismo día, aquella persona que creía que su problema no tenía solución, puede comprar el fascículo que necesite, procesarlo y empezar a practicarlo para poner en marcha las energías adecuadas que cambiarán su vida.

...

Puede profundizar esta temática leyendo «Artesanías Akáshicas» Con Dionel, «Ingeniería de la Conciencia» y «Poesías Angelicales».

 

Cómo orientarse
en la Enciclopedia


y conseguir sus fascículos
Control Mental De Acuario

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

GUIA DE ENCICLOPEDIA

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Cuando empieza a navegar desde el home del portal de culturabioenergetica.com, al encontrar la frase

..

Haciendo click en TIENDA llegará al portal de este nombre y verá este cartel

..

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

..

designa las dos partes bajas del menú de la columna
izquierda en la cual verá muchos títulos de SERVICIOS (que son consultas o cursos on line que podrá pedir) y màs abajo COLECCIONES de fasciculos (cada linea del menu puede llevar a centenas de fascículos con títulos y funciones diferentes). Si clickea en cualquier de ellos apareceran las tapas de fascículos de esta categoría

  • • PARA QUE DIOS DECIDA
  • • ENFRENTAR SITUACIONES DIFICILES
  • • RECUPERAR SUS ENERGIAS DURMIENDO
  • • COLLARES MAGICOS
  • • PODER MENTAL
  • • PODER ESPIRITUAL
  • • PODER DE VOLUNTAD
  • • PODER DE LA CONCIENCIA
  • • PODER MAGICO
  • • PODER ENERGETICO
  • • PODER DE LO INVISIBLE
  • • ORDENAR NUESTRA VIDA

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
    • • CUMPLEAÑOS MAGICO
    • • ACEITES PARA CHAKRAS
    • • DESARROLLO DE PODERES
    • • MEDITAR CON LOS FRACTALES
    • • BIOENERGIA Y VIDA ESPIRITUAL
    • • VOLVER POSIBLE LO IMPOSIBLE
    • • INDUMENTARIA BIOENERGETICA
    • Tener éxito en la vida
    • Sentirse bien emocional y mentalmente
  • Dinero
  • Protección
  • Cuidar su salud
  • Suerte
  • Imponerse, brillar, lucir
  • Conseguir un supercerebro
  • Atracción sexual
  • Cumplir nuestros deseos
  • Encontrar paz y armonía
  • Trabajar para su progreso espiritual
  • Tener voluntad
  • • IMPRIMIR SUS JOYAS MAGICAS EN 3D
  • • LA RECETA DE LOS GENIOS
  • • LUCES DE OTROS MUNDOS
  • • TRABAJAR CON LOS ANGELES
  • • EL SECRETO
  • • MEDITAR CON MANDALAS
  • • MIRAR EN LAS OTRAS DIMENSIONES
  • • ENCUENTRO DEL EQUILIBRIO

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • • INGENIERIA DE LOS SUEÑOS
  • • AYUDA ESPIRITUAL DE LOS SANTOS
  • • RECOMPONER NUESTRA VIDA
  • • EL PODER DE LOS SONIDOS SILENCIOSOS
  • • ENVIAR MENSAJES A LAS OTRAS DIMENSIONES
  • • PEDIR AYUDA AL MUNDO INVISIBLE
  • • DORMIR CON LOS ANGELES
  • • MEDITAR CON LA VISION 3D
  • • LUCES ANGELICALES
  • • LUCES Y PODER
  • • CIRCULOS DE PODER
  • • EL ARTE DE OLVIDAR
  • • PROTEGER EL SUEÑO DE SU BEBE
  • • APRENDER LA TERAPIA AKASHICA
  • • APRENDER LAS ARTESANÌAS MAGICAS
  • • ESPEJOS MAGICOS QUE LLEVAN A OTROS MUNDOS
  • • EL PODER DE LA LUZ
  • • LIBROS MAGICOS DE LA SUERTE
  • • MEDITAR CON VISION ESTEREOSCOPICA
  • • DINAMIZAR SU AGUA BEBIBLE

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Si hace la experiencia con «MEDITAR CON LA VISION 3D»

Verá aparecer la página siguiente

 

..

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Eligiendo un título que le gusta, haga click encima y llegará la página de compras.

 

..

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

..

designa la parte alta del menú de la columna izquierda AREAS DE INTERES
en la cual podrá consultar entre siete categorías principales.

 

  • AREAS DE INTERES
  • • Salud
  • • Espiritualidad
  • • Psicología
  • • Desarrollo de Capacidades
  • • Vida Familiar
  • • Vida Afectiva y Sexual
  • • Vida Social
  • • Vida Laboral y Éxito Económico

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Si apoya en cualquiera de ellas apareceran subdivisiones.

 

  • SALUD
  • • Estrés
  • • Superar Enfermedades
  • • Rejuvenecimiento
  • • Vitalidad
  • ESPIRITUALIDAD
  • • Purificación de Energías Negativas y Destructivas
  • • Protección Energética
  • • Armonía / Equilibrio
  • • Misión de Vida / Dones
  • • Felicidad
  • • Ángeles / Santos
  • • Fe
  • • Videncia
  • PSICOLOGIA
  • • Salud Emocional
  • • Fortaleza / Voluntad
  • • Autoestima
  • • Sufrimiento
  • • Miedos
  • • Adicciones
  • • Depresión
  • • Agresiones
  • • Chakras

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • DESARROLLO DE CAPACIDADES
  • • Creatividad
  • • Desarrollo de Inteligencia / Mente / Voluntad
  • • Poderes
  • • Aprendizaje / Estudio
  • • Intuición / Percepción
  • • Desarrollo Personal / Conciencia
  • VIDA FAMILIAR
  • • Hijos / Bebés
  • • Hijos / Niños
  • • Hijos / Adolescentes
  • • Futura Mamá
  • • Armonía Familar
  • VIDA AFECTIVA Y SEXUAL
  • • Pareja
  • • Sexualidad
  • • Atracción
  • • Homosexualidad
  • • Amor
  • VIDA SOCIAL
  • • Liderazgo / Influencia
  • • Comunicación
  • • Carisma
  • • Relaciones Saludables
  • VIDA LABORAL Y EXITO ECONOMICO
  • • Abundancia / Dinero
  • • Suerte
  • • Trabajo

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • • Éxito
  • • Oportunidades
  • • Relaciones Laborales

Elija por ejemplo APRENDIZAJE/ESTUDIO

y le aparecerá la pagina siguiente en la cual podrá seleccionar el o los productos de su interés. Observe que en toda esta enciclopedia, «el título» del fascículo siempre contiene «su función».

 

Lo que hacemos

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
Lo que hacemos

designa el BUSCADOR por palabras al cual todos estamos acostumbrados a recurrir.

 

Lo que hacemos

 

Teclea la palabra que parece representar mejor lo que busca o necesita y el buscador leera todos los títulos y los tags de los fascículos y le presentará una selección.

Por ejemplo si teclea: TRABAJO

 

Lo que hacemos

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Para los usuarios más entrenados a navegar en este tipo de shopping verán que una primera línea le ofrece posibilidades de analizar los resultados obtenidos.

 

...

 

PRODUCTOS le permite ver los resultados de su búsqueda

PAGINAS investiga esta palabra en los textos que pueden haber en este portal

...

RELEVANCIA les permite reclasificar
los productos, les permite elegir si
quiere verlos en pagina de catálogos o
en listados.

Mostrando 94 resultados para “amor”, indica cuantos fasciculos existen que tienen la palabra amor en su título.

 

...

 

TIPO DE PRODUCTO permite distinguir si los fasciculos proponen:

a/ EJERCICIOS (nivel 1 de dificultad)

solo consisten en palabras para repetir, visualización, meditación, etc. No necesitan ninguna impresión ni material, pero mpliquen un trabajo regular, es decir cierta disciplina. (cuestan aproximadamente 15 minutos por día de entrenamiento)

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

b/ IMPRESION sobre ropa o 3D (nivel 2 de dificultad)

 

los fascículos de esta familia contienen las «joyas 3d» (333 títulos), que deben descargarse y enviar a imprimir en impresora 3D. Otros fasciculos (777 títulos) contienen estenciles para planchar sobre remeras (se imprima una vez y se usan miles de veces)

 

a/ ORIGAMIS (nivel 3 de dificultad)

 

La mayor parte de los 10.000 fascículos de la enciclopedia consiste en imprimir una o varias hojas en color, cortar, pegar, segun instrucciones en videitos o en fotografias muy didácticas. Por unica vez se fabrican objetos que emiten energìas especiales que luego usamos en forma pasiva. Cuesta aproximadamente 30 a 45 minutos pero es mucho màs rapido despues de la primera vez.

 

a/ ARTESANIAS MAGICAS (nivel 4 de dificultad)

 

Es necesario para usar los 333 cursos de terapia akáshica en fasciculos estudiar por única vez 1h30 de varias artesanías. Luego miles de técnicas se vuelven fáciles de aplicar. La formación es destinada a profesionales, pero muchos aficionados también la practican.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

En las páginas anteriores el lector ha visto los 4 niveles de dificultad de los fasciculos. La gran mayoría, es decir más de 8.000 fascículos entre los 10.000 de la enciclopedia, depende del nivel 3. Si desea saber más sobre este tema en la Parte III de este libro en cada pagina encontrará la opción de MODO DE USO (pero solo podrá activarla si esta en la versión navegable de este libro). Verá aparecer todo un instructivo detallado tal como lo encontrará en cada fascículo de la enciclopedia.

 

..

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

PARA PROFESIONALES DE ATENCIÓN AL PUBLICO los sistemas anexos pueden ser útiles en su búsqueda.

...

Regresando a la Tienda y sus sistemas de búsqueda avanzada, en la columna izquierda que analizábamos verá aparecer todas estas subdivisiones.
TIPO DE PRODUCTO indica a cuales categorías pertenecen los fascículos que aparecieron como posibilidades para la palabra que tecleo en búsqueda.
PRECIO le permite definir limites de gastos que quiere fijarse.
COMPLEJIDAD indica cuantos fascículos pertenecen a tal o cual familia de dificultades, entre los que su buscador ha seleccionado.

Pero, lo más sencillo, para profesionales igualmente que los aficionados, es de ir a ver directamente el instructivo de fabricación de cada familia. En efecto la «autoayuda bioenergética» es una tecnología operativa que emana de una filosofía. Se aprende practicando con confianza, tranquilidad, experimentando. Para cambiar una estructura viciada producto de años de errores, malas interpretaciones, sufrimientos o trastornos de todos tipos, HACE FALTA MUCHA ENERGÍA, y esta energía no se puede reemplazar por PALABRAS sino solo movilizar con recursos energéticos verdaderos. De este concepto nació la AUTOAYUDA BIOENERGETICA.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

ENERGIA, y esta energia no se puede reemplazar por PALABRAS sino solo movilizar con recursos energéticos verdaderos. De este concepto nació la AUTOAYUDA BIOENERGETICA.

 

Conozca al Fundador
de la Terapia Akáshica


Y a la Directora de la Universidad
de los Registros Akáshicos

Control Mental De Acuario

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

CONOZCA AL FUNDADOR DE LA TERAPIA AKASHICA


Eric Barone

ERIC BARONE
Escritor e investigador francés que a partir de una extensa y profunda investigación de la conciencia humana desarrolló la Terapia Akáshica.

Eric Barone nació el 5 de noviembre de 1955 en Argelia, durante el período de colonia francesa. Hijo de padres franceses, participa junto a ellos del éxodo de 1961 que expulsó a los franceses de Argelia cuando ésta obtuvo la independencia, y se refugia con su familia en Marsella.

Solitario, Barone aprendió a leer a los 3 años de edad y vivió entre libros de los más eclécticos. A los 7 años comienza a vivenciar experiencias personales sobre la bioenergía, que luego contará parcialmente en su libro El Nuevo Humano.

Eric Barone se transforma espontáneamente en explorador de la conciencia, indagando a la vez entre los escritos orientales y espiritualistas, y los más científicos de occidente.

Virtuoso de la guitarra, aprende a tocar el instrumento a los 14 años en pocos meses y de manera autodidacta. Ya como concertista de música clásica, pronto descubre que su vocación no era la música sino analizar los mecanismos del cerebro desde la perspectiva de la cibernética. Antes de cumplir los 16 años redacta lo que se convertirá en su primera obra: un tratado sobre la cibernética del aprendizaje de la lectura musical. En este diagrama de flujos de su creación demuestra atajos novedosos que le hacen concluir que hay demasiados pasos inútiles y costosos en tiempo en el método de aprendizaje clásico.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Rápidamente se rebela contra el sistema escolar tradicional, transformándose en un pésimo alumno y en simultáneo, tomando introspectivamente como objeto de análisis su propio aprendizaje autodidacta de la música, deduce que la sociedad ha instaurado una mentira generalizada: que el ser humano no puede aprender más rápidamente que lo que propone el sistema educativo.

Eric Barone se propone entonces un objetivo bien circunscrito: buscar todos los medios de acelerar el aprendizaje, transformándolo en una meta de interés social, político e humanitario de escala global.

A los 16 años, y siendo ya un profesor de música particular de mucho éxito, verifica cada una de sus hipótesis desde la cibernética aplicada. Lo hace con la colaboración de sus alumnos. Observaba irónicamente que «todos quieren enseñarnos sin nunca decirnos como aprender»; abocándose a buscar la esencia del aprendizaje, la encuentra en el proceso de la «automatización»; lo que plantearía la base del sistema pedagógico llamado Pedagogía Holo Cibernética. Este método creado hace 44 años, todavía es el más adelantado de la pedagogía y el más preparado para aplicar la Inteligencia Artificial a la ciencia de la enseñanza.

A partir de la confirmación de este concepto al que Barone arribó en su adolescencia, se ha construido el sistema más abarcador y más autárquico de la pedagogía mundial. Esta teoría se adelantó a todos los aspectos del aprendizaje que la humanidad descubrió a posteriori. Por ejemplo, Eric Barone proponía en aquella primera obra que la diferencia entre un conocimiento no automatizado y el mismo automatizado era consecuencia directa del sueño natural. Años después el profesor Michel Jouvet demostraba la participación del sueño paradójico en el fenómeno del aprendizaje, y la fijación de los conocimientos en la memoria.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Barone dedujo, asimismo, que para achicar el tiempo necesario para grabar automatismos a lo largo de los días de repetición, bastaba con aumentar el nivel de concentración del estudiante y administrar la ritmología de trabajo y sueño natural. Él había experimentado estados de autohipnotismo y sospechó que el medio y método más rápido, menos costoso, y menos invasivo era hipnotizar a sus alumnos.

Entre sus 18 y 23 años se abocó a experimentar con voluntarios. Rápidamente, todos sus alumnos olvidaron la guitarra clásica para observar cómo podían acelerar su aprendizaje de matemáticas, biología, baile clásico, idiomas…

Escritor nato, Eric Barone preparó entonces lo que fue su único y último libro editado en francés: ABC DEL HIPNOTISMO.

Después de años de discretas investigaciones, a sus 28 años, el 13 de octubre de 1983 convocó a toda la prensa francesa en el primer piso de la torre Eiffel para dar su primera conferencia de prensa. Presentó a los primeros alumnos del mundo que habían aprendido a manejar en estado hipnótico y que gracias a ello habían logrado pasar el examen para obtener la licencia. Se generó una reacción mediática en cadena: NHK Tokyo delegó un equipo para filmar a sus alumnos manejando en estado hipnótico, Paris Match, L´Express, Le Monde de L´Éducation, Vous et Votre Avenir, radios nacionales como RTL, canales de televisión como Antenne 2 le dedicaron una emisión el 31 de diciembre del mismo año por la noche, marcando que algo grande estaba sucendiendo y que había que decirlo al mundo en una fecha tan simbólica como el cambio de ese año.

Eric Barone había logrado demostrar experimentalmente que nuestro cerebro puede aprender hasta 40 veces más rápido, pero le restaba descubrir cuál era el carburante desconocido que le permitía lograrlo. Contestar a esta pregunta le costó 25 años más de experimentación a lo largo de los cuales

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

publicó más de 50 obras para comunicar sus descubrimientos.

Sus libros Cómo aprender a aprender y Cómo aprender a enseñar son los primeros que asientan sus teorías pedagógicas y de inteligencia artificial aplicadas a la enseñanza.

El más importante de sus descubrimientos, al que arribó tras esos 25 años de investigaciones, fue el hallazgo de la respuesta a aquella pregunta inicial: aquel carburante era la BIOENERGÍA y muchos de los libros de Barone se dedican a establecer cómo y por qué éste es el ingrediente principal de la conciencia (particularmente los publicados en el año 2015: Conciencia akáshica, Psicobioenergía y Revolución bioenergética de la conciencia). Sus obras se abocan a analizarla y caracterizar sus funciones, ver sus nuevos campos de aplicación, diferenciarla de otras energías (del mundo invisible) que se comportan de forma inteligente e independiente… Aunque este último no es el caso de la bioenergía, ésta sin embargo es el carburante que hace posible la parte de la conciencia que procesa lo abstracto, lo inmaterial, lo multidimensional.

A sus 38 años, publica un documento de síntesis, en el que postula que nadie podrá acelerar el aprendizaje hasta la velocidad demostrada sin incluir en el sistema los siguientes elementos:

  • 1 | «La bioenergía» como carburante que alimenta el cerebro en su esfuerzo extremo.
  • 2 | «Derivados del hipnotismo» para ayudar artificialmente a la concentración a aumentar de intensidad.
  • 3 | El control del sueño natural para ayudar a la fijación del conocimiento.
  • 4 | La electrofisiología para medir el impacto de las acciones pedagógicas e interferencias emocionales en décimas de segundos.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 
  • 5 | La inteligencia artificial en su máxima aplicación, que une a las redes neuronales, para poder crear un sistema de organización de conocimientos totalmente isomórfico a la estructura de cada alumno.
  • 6 | La cibernética implícita del agregado holo Memorial.

Eric Barone establece así una corriente diferente de la bioquímica y de los implantes biónicos y del electromagnetismo transcraneal, al proponer usar el canal sensorial tradicional para influir sobre las capacidades del alumno. Considera que es menos invasivo y más lábil en la adaptación a todos los conocimientos.

En libros como Hipnotismo & Bioenergía y Terapia Akáshica demuestra que los conocimientos alcanzados por él respecto a Bioenergía aplicada a la pedagogía sobrepasan el capital de conocimiento de la medicina ayurveda y de los maestros hindúes en general, en cuanto al mecanismo de implementación de la bioenergía en los procesos de la conciencia, de la memorización y del aprendizaje en general (fuera de este segmento que es de su especialidad, Barone reconoce la inmensa superioridad de estos maestros en cuanto a las aplicaciones de pura índole espiritual).

En 1985, en su proceso de investigación sobre la conciencia, Barone vivió una experiencia personal trascendental habitualmente llamada «Despertar Espiritual» autenticado por maestros hindúes que lo llevó a viajar en pos de profundizar sus investigaciones: De los 30 a los 40 años desarrolló aplicaciones de sus investigaciones en diversos campos que fueron desde la pedagogía -su interés inicial- hasta la arquitectura y la metafísica aplicada. Se abocó con especial interés a las medicinas complementarias. Finalmente, se radicó en Buenos Aires, ciudad en la que instaló su base de trabajo para los países de idioma español.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Organiza allí un equipo multidisciplinario y escribe la primera Enciclopedia de bioenergía aplicada del tercer milenio. En esta edición de 333 tomos, 170.000 páginas, y 10.000 técnicas, Barone aporta soluciones totalmente inusitadas a los problemas más diversos y acuciantes de las personas mediante el empleo de origamis bioenergéticos, fractales de meditación, sonidos electrónicos, objetos para impresoras 3D. Desde profesionales de la psicología y psiquiatría hasta madres de familia acudieron y acuden a él para complementar con sus nuevos sistemas el tratamiento de sus pacientes o el cuidado de sus seres cercanos.

En 2005, luego de publicar más de 30 libros, decide sintetizar sus investigaciones en un sistema al que llama “Terapia Akáshica” que es presentado oficialmente a la prensa en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En los años sucesivos se dedica a capacitar terapeutas akáshicos entre los que se encuentra Astrid Geipel (de formación científica)y Dionel Bianchi. En 2015, con el objetivo de continuar con sus investigaciones, Barone decide dejar a Astrid Geipel a cargo de continuar con la enseñanza de la Terapia Akáshica, a través de un formato masivo y mediante la enseñanza a distancia. Su último y más reciente trabajo es esta enciclopedia de 333 tomos, que sintetiza toda la Terapia Akáshica y cumple su ideal de facilitar todas las técnicas que permiten a cualquier persona “despertar al superhombre que duerme en el hombre dormido”. Pero Barone no se detiene, y ya está trabajando en otro proyecto, esta vez de carácter confidencial, que saldrá de su laboratorio de investigación en los próximos años y, por lo que se sabe hasta el momento, tendrá su desarrollo en otro país que no es Argentina.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

LA DIRECTORA DE LA UNIVERSIDAD DE LOS REGISTROS AKÁSHICOS


Astrid Geipel

ASTRID GEIPEL,
nacida el 4 de enero de 1976, cursó la carrera de Bioquímica en la UNR. En el año 1999 comenzó a trabajar en la industria farmacéutica. Realizó estudios internacionales de investigación clínica de medicamentos, fases II – IV, incluyendo estudios de metabolismo, cardiovasculares, gastroenterología y, mayoritariamente, onco/hematología. Desde entonces se desempeña en esta área. Su crecimiento profesional la llevó a desempeñar, desde hace ocho años, el cargo de Directora de Estudios Clínicos a nivel mundial, Certificada como Project Management Professional (PMP) por el Project Management Institute (PMI) de Estados Unidos. En su rol, Astrid está capacitada en las áreas de liderazgo y management de equipos multidisciplinarios distribuidos en Latinoamérica, América del Norte, Europa, África, Sudeste de Asia y Japón, planificación estratégica, implementación y concreción exitosa de los estudios, manejo y análisis financieros a grandes escalas y contacto con clientes.

Mi historia. Mi contacto con los mundos invisibles comenzó desde muy chica, cuando aún ni conocía esa palabra y mis compañeras jugaban con sus casas de muñecas.

Me daba cuenta de que podía percibir otras dimensiones de existencia que los demás no percibían y me preguntaba por qué eso sólo me pasaba a mí. Aunque era muy niña, el tema no me asustaba sino que me despertaba el deseo de comprender qué pasaba más allá de los cinco sentidos que limitan nuestra percepción. Por supuesto que mis padres, cuando yo les hablaba del tema, pensaban que todo era producto de mi imaginación, pero eso no me desmotivaba sino que me impulsaba aún más a investigar.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Recuerdo que, cuando pasábamos cerca de una juguetería, me llamaban la atención los microscopios y los juegos de química. Por eso mi madre no se sorprendía cuando, durante años, yo repetía que quería ser “investigadora científica” aún sin saber bien todo lo que eso representaba.

Hoy en día sonrío pensando en esa época ya que, precisamente, trabajo en ese sector de la ciencia. También sonrío cuando recuerdo el justo equilibrio entre lo visible y lo invisible que me aportó la lectura de “El tercer ojo” de Lobsang Rampa.

Casi en la misma época tuve en mis manos un libro de Eric Barone, un autor que, entonces, no conocía. Se llamaba: «El control mental de Acuario» y atrajo poderosamente mi atención el subtítulo que tenía: “que une el hombre al cosmos”.

Lo leí y empecé a practicar las técnicas que enseñaba el libro. Y entonces mi mente se desarrolló aún más y se agudizó mi percepción parapsíquica.

Yo sólo tenía 10 años e, impulsada por ambos libros, (sin saber que 30 años más tarde estudiaría con Eric Barone), empecé a practicar meditación, ejercicios respiratorios y ejercicios para despertar mi kundalini.

Mi búsqueda espiritual había comenzado y me llevaba a buscar puentes entre el mundo lógico y racional de la ciencia, que quería estudiar y aplicar, y estas otras realidades en las cuales mi tercer ojo podía introducirme an fácilmente.

Año tras año, mientras estudiaba la carrera de Bioquímica, obtenía mi título en la Universidad y me convertía en Directora de Estudios Clínicos a nivel mundial, liderando equipos multidisciplinarios de científicos, me sentía siempre insatisfecha por no poder encontrar a alguien que aplicase métodos verdaderamente científicos al estudio de los poderes parapsíquicos.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

En la literatura sobre parapsicología encontraba magnificas clasificaciones sobre decenas de formas de hacer videncia, pero no encontraba a nadie que llevase esa actitud a su paroxismo al punto de presentar una metodología coherente, aplicable a todo y replicable, como lo exigen las leyes científicas.

Pero esto cambió cuando encontré el libro El nuevo humano después del 2012 que Eric Barone había escrito para demostrar a los creyentes del fin del mundo que había una evolución extraordinaria que esperaba a la humanidad.

Me sorprendió descubrir que no era un libro de predicciones sino que hablaba de una evolución humana inimaginable, decodificada desde el enfoque de las energías.

Me sorprendió también el método que empleaba para ver a través de los ojos de hombres del pasado.

Y lo que más me sorprendió fue el libro que lo acompañaba, la: Guía práctica para el Nuevo Humano en la que había una multitud de tests que cualquiera podía hacerse para verificar si ya vivenciaba las primicias de esos futuros desarrollos.

Imaginan bien si suponen que, inmediatamente, empecé a testearme con esos ejercicios y así comprobé que lo que yo ya sabía sobre mis capacidades coincidía con lo que leía.

Volví a leer el nombre del autor del libro y algo en mi memoria me sonó familiar, me pareció conocido.

Fui a mi biblioteca y empecé a buscar, entre la enorme cantidad de libros que tenía, alguno escrito por el mismo autor. Y, adivinen, lo encontré. Era el mismo autor de «Control mental de Acuario», aquel libro que me había impresionado tanto cuando era niña.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Contenta con el hallazgo me puse a buscar su biografía y descubrí que dirige en Argentina su plataforma de desarrollo para todos los países latinoamericanos.

Inmediatamente me conecté con él y le solicité una entrevistal. Me pidió que, antes de encontrarnos, leyese algunos de sus libros: “Terapia Akáshica”, “Bioenergía Revelada” y, sobre todo, “Medicina Akáshica”, tan cercana a mi trabajo científico.

Estas lecturas me convencieron aún más de que debía acercarme a su autor.

Y así empezó mi camino con la TERAPIA AKÁSHICA.

Lo que más me sedujo de este conocimiento, lo que me pareció más importante y me impulsó a seguir estudiando y profundizando en mi camino como terapeut , fue el rigor científico de esta Terapia Akáshica.

Ese rigor la hace reproducible y me permite realizar gestiones estadísticas de resultados, luego cuantificarlos y, finalmente, comprobarlos.

Es un sistema integral que mira al individuo desde un punto de vista holístico.

Me fascinó su explicación renovada de que los REGISTROS AKÁSHICOS, lejos de ser un recuento de vidas pasadas, son una memoria central del universo donde todas las estructuras universales ya están plasmadas, y que todo lo que existe es producido sólo por las interacciones entre esas estructuras.

Recordé la película Matrix. Parecía que su argumento se transfería a la realidad, pero de una forma totalmente verificable.

Nosotros, los científicos, sabemos desde la epistemología que, cuando es imposible demostrar una teoría porque carecemos de medios tecnológicos para medirla, debemos emitir la mayor cantidad de hipótesis posibles y, luego, observar cuántas de ellas pueden ser verificadas.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Eso es, precisamente, lo que hace la Terapia Akáshica. Emite diagnósticos, aporta soluciones técnicas y mejora visiblemente la vida de la gente.

Los alcances tecnológicos canalizados desde los Registros Akáshicos por Eric Barone que han sido concretados, registrados y reproducidos son innumerables y, aún, ilimitados.

Antes de conocer esta Terapia Akáshica, me parecía normal que un psicólogo acertase en, aproximadamente un 12%, el diagnóstico de un paciente, ya que no tenía acceso a la “caja negra mental” del mismo. Me tranquilizaba más que las neurociencias penetrasen mejor en un paciente mediante las emisiones de positrones. Pero nada explicaba desde lo neuronal lo que yo vivenciaba como experiencias energéticas más allá de los 5 sentidos.

La Terapia Akáshica y los aparatos que me dio Barone me permitieron explicar ese mundo invisible y llegar, con un acierto del 95%, a lo que le pasa a un paciente.

Y esto es así porque el método novedoso de la Terapia Akáshica permite reducir todos los fenómenos a dinámicas y mecánicas de intercambios bioenergéticos.

Yo había logrado, finalmente, el sincretismo entre mi actitud científica y mi búsqueda de las otras dimensiones.

Ya no tenía más que aceptar los límites científicos para explicar los problemas que torturaban a muchos de mis pacientes. Ahora podía ir a visitar sus vidas pasadas, su vida intrauterina, su inscripción en el cosmos, las relaciones invisibles que lo ligaban a los miembros de su familia y podía remontarme hasta las cadenas causales, (divinas o no), que explicaban su sufrimiento. La Terapia Akáshica es un sistema bien científico y es el método más cuántico que existe por su capacidad de indagar en el multiuniverso.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Ahora bien, ¿alcanzó Barone el Punto Omega definido por Pierre Teillard de Chardin, es decir, la convergencia entre Ciencia y Religión? Yo no lo dudo.

Pero no lo hace desde una mera intención evolutiva.

Lo hace desde una tesis que confirma la Ciencia Ecuménica, aplicando una conjunción de tecnologías novedosas y reproducibles a las “Puertas del Mundo Invisible”.

El libro “PSYTECH 33”, también de su autoría, es un claro ejemplo de lo que acabo de decir.

Allí incorpora el concepto de TECNOMAGIA.

En ese libro sorprendente, Barone enseña cómo extraer las energías vehiculadas por contenidos místicos, esotéricos, ocultistas y mitológicos.

Allí explica cómo extraer, como por destilación, las energías de los Textos Sagrados sin interferir con el texto inicial, es decir, sin interferir con religiones ni creencias. Y cómo, cambiando el envase de esas energías, multiplicar miles de veces su acción en forma previsible y repetible.

Esto demuestra no sólo que hay un contenido científico escondido en los textos sagrados, sino que se pueden usar esas energías en forma ecuménica, cualquiera sea la religión de la persona que consulta, incluso, si ésta es atea, ya que no se usa ningún texto ni referencia religiosa.

De ahí que Barone presente la magia como “el ecumenismo verdadero de todas las religiones”.

Luego de un intenso camino en la Terapia Akáshica, debo reconocer que los Registros Akáshicos poseen su propia organización científica que abarca diferentes niveles de conocimientos interrelacionados y que desde allí podrían crearse nuevos paradigmas que harían avanzar la ciencia varios milenios en apenas un centenar de años. Sólo hace falta un espíritu dispuesto a entrar en esta nueva dimensión.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

El acceso a los Registros Akáshicos y a la Terapia Akáshica, gracias al camino recorrido por Eric Barone en ésta y otras encarnaciones, se encuentra más que nunca al alcance de todos aquellos que estén listos para la evolución de la mente, el cuerpo y el espíritu.

Dice el dicho que, cuando el alumno está listo, el Maestro aparece. Y hasta este dicho lo explica Eric Barone usando la teoría cuántica de interrelación de todos los cuerpos de causalidad humana de la humanidad.

Por último, diré que el Terapeuta Akáshico rehusa usar el título de “Maestro Espiritual”. Se define simplemente como Asesor Akáshico o Coach Akáshico.

Me parece tan normal que el genio verdadero se asocie a la humildad como que lo razonable se asocie a lo demostrable.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

INVESTIGADORA MEDICA DE LAS APLICACIONES DE TERAPIA AKASHICA


Dra. Marisa Harón

Dra. Marisa Harón,

Capitán (R) médica de La Fuerza Aérea Argentina afectada a la Guarnición Aérea Buenos Aires. Ex Jefa Interina del Servicio de Terapia Intensiva del Hospital Aeronáutico Central, ex. Directora Médica Adjunta y ex Jefa del servicio de Terapia Intensiva del Hospital Alvear. Ex Profesora Titular de la cátedra de Medicina Aeronáutica del Instituto AEROCAS para la formación de pilotos civiles y auxiliares de vuelo. Miembro directivo de la Fundación Instituto Linus Pauling de Medicina Orthomolecular. Investigadora especializada en tema plaquetarios y de células madre. Miembro de la Sociedad Argentina de Ciencia de Longevidad, Academia Sudamericana de Medicina y Cirugía Cosmética.

Mi nombre es Marisa Haron, soy argentina y mi Instituto Médico se encuentra en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. Me especialicé en obtención y tratamientos con células madres en Estados Unidos y doy conferencias en Congresos prestigiosos de Argentina y de España.

Como ex médica militar, cirujana, catedrática y directora de terapia intensiva, nunca pensé que me interesaría por otras maneras de asistir a un enfermo que no fuesen las estrictamente científicas. Harían falta muchas evidencias para convencerme de hacer una breve incursión fuera de mi campo profesional. Por eso nunca pensé que un día lideraría investigaciones médicas sobre la Terapia Akáshica, y creo que vale la pena que hable sobre esta evolución que es una verdadera revolución.

En el año 2013 recibí una paciente, (llamémosla Gilda. R.) con un diagnóstico de stress post traumático, debido a la pérdida súbita de su esposo, que presentaba una alteración patológica de sus valores bioquímico molecular. Requirió un tratamiento con aporte completo de oligoelementos, vitaminas y determinados aminoácidos necesarios para un correcto equilibro de

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

todas sus funciones. Como conozco esa rama tan nueva, compleja y abarcativa llamada psicoinmunoneuroendocrinología, la traté con Medicina Ortomolecular de la cual soy especialista.

Gilda cumplió el esquema indicado con una mejoría subjetiva moderada. Luego, se fue de viaje durante tres meses, ya que tiene hijos en otros países y,cuando volví a verla, me sorprendió la enorme e inesperada mejoría que había tenido en apenas un trimestre. Curiosa, no pude evitar preguntarle qué había hecho, qué había tomado, qué había pasado que pudiese explicar su estado.

Y entoncesella me habló, por primera vez, de la Terapia Akáshica. Debo reconocer que yo no le presté mucha atención ya que, para nosotros los científicos, los registros akáshicos carecen de seriedad. No es el tipo de tema que nos interesa estudiar. Pero me llamó la atención que mi paciente dijese que el terapeuta akáshico que la había atendido exigía que ella continuase su tratamiento médico y quería una supervisión constante de mi parte.

Viendo mis dudas mi paciente regresó tres horas después y me obsequió un libro: “LA TERAPIA AKÁSHICA”, cuyo autor, Eric Barone, era la persona que la había tratado en Buenos Aires. No tuve corazón para desanimarla pero, sabiendo que en nuestra próxima entrevista me iba a preguntar acerca del libro, me sentí obligada a leerlo.

Era la primera vez que leía un texto que aportaba definiciones sobre LA VIDA que es un tema sobre el que todos nos preguntamos en mi profesión.Allí dice el autor que «la vida es una revolución de energía inteligente circulando entre nuestros 18 cerebros, en una revolución predeterminada».

También dice que tenemos otros 17 cerebros que, en realidad, son cerebros energéticos. Si bien, al principio me costó aceptar estas teorías que contradicen lo que aprendí sobre neurofisiología después de muchos años de estudio, poco a poco descubrí una teoría fascinante que unía la ciencia oriental de las energías, con la rama

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

de la medicina que más me interesa: la psicoinmunoneuroendocrinología. La teoría parecía coherente.

Más sorpresas tuve cuando leí que ese autor pretendía que tenemos 42 niveles de conciencia.

Y antes de quevolviera a aparecer mi escepticismo, nuevamente me conmocionó una definición magistral: «las conciencias son el producto de la interacción entre las variaciones de potencial de nuestros 18 cerebros y la variación del cosmotelurismo».

Este autor, sin ser científico de formación, explicaba de golpe lo que todos buscábamos a través de la epigenética: cómo el cosmos influye sobre nosotros y nosotros sobre él.

Pedí más libros de Barone a mi paciente y descubrí más y más teorías, síntesis, investigaciones y, sobre todo, aplicaciones prácticas que yo misma podía experimentar desde lo más alto de mi pirámide de escepticismo.

No encontré argumentos suficientes para rechazar su teoría de que en todo hombre neuronal, ése sobre el que estudiétantos años en la facultad, vive otro ser que es pura energía, con su fisiología compleja, su fuente energética, su triple sistema de alimentación energética a nivel celular, que participa de la vida biológica, y de la vida psicológica a través de los chakras, (los que, desde hace siglos, los maestros hindúes afirman que están relacionados con el sistema endocrino), y de la glándulapineal que interviene anivel mental y espiritual.

¿Habría logrado Eric Barone la ambición de Rudolf Steiner cuya medicina antroposófica trata de unir estos tres planos en un mismo tratamiento?

Es en las moléculas del agua donde se asienta la bioenergía que Barone presenta como el gran unificador de cuerpo, mente y espíritu?¿Era esa la energía que Wilhelm Reich y Lowen llamaban el “orgon” y Freud la “libido”?

Yo no podía comprender cómo un autor no-científico podía saltar tan ágilmente entre todas esas teorías y,

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

además, llegar a resultados concretos, aplicables en consultorio, reproducibles a voluntad, y que eran explicables con sus teorías y no con nuestra epistemología.

Tal vez yo estaba mejor preparada que otros colegas para examinar sus conceptos ya que, como pasatiempo, estudiaba algo de física cuántica. Desde la Física del Tao de Franz Capra hasta hoy en día, la matemática moderna ha demostrado cada vez más lo que los antiguos maestros pregonaban: hay un multiverso. Y porqué dudar de un sistema que nos enseña cómo movernos en 22 dimensiones en lugar de las 3 habituales?. Esta paciente, Gilda R. no era la única en recibir tratamientos de Terapia Akáshica con Eric Barone o con los profesionales a los que él capacitaba. Muchos otrospacientes pasaron por mi consultorio y yo regularmente constataba que ese abordaje diferente les permitía reunir el equilibrio completo del cuerpo, uniendo lo espiritual a lo biomolecular. Quedaba cada vez más sorprendida ya que, armada con los recursos que todo médico tiene, constataba una mejoría indiscutible de mis pacientes, no sólo en sus estados de ánimo, sino también en sus variables bioquímicas.

Cuando finalmente pude charlar con el autor, me sorprendió la sensatez de algunas de sus frases. Por ejemplo cuando decía que: «la terapia akáshica no pretende hacer ver a los ciegos, caminar a los paralíticos y rescitar a los muertos. De eso ustedes, los médicos, ya se ocupan».Yo me sonreía, admitiendo que era cierto. Cuando me decía que el trabajo del terapeuta akáshicoempieza cuando termina el del médico, el del psicólogo y el del sacerdote, marcaba su terreno de aplicación y me explicaba que nunca un terapeuta akáshico se permitiría decir a un paciente si tenía o no un cáncer, lo que típicamente es responsabilidad el oncólogo.

Lo que sí podría decirle era si ese bulto que le había aparecidotenía energía negativa y evaluar su porcentaje, calcular una curva de agravación posible y, por sobre todo, descubrir su origen bioenergético,

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

según 67 enfoques distintos que nosotros, los médicos, no podíamos ni siquiera tomar en cuenta, como son las «vidas pasadas», las agresiones mentales, las contaminaciones energéticas, las interacciones familiares energéticas, los problemas espirituales, etc. (Se trata de la famosa «lista 3» que estudian atentamente todos los terapeutas akáshicos).

Desde ese momento tomé dos decisiones opuestas:

– la primera fue no perder mi imparcialidad y, en consecuencia, NO cursar personalmente esa enseñanza (aunque sabía que muchos psicólogos y médicos ya lo habían hecho).

– la segunda fue investigar los resultados concretos que se podían observar, pero sin pretender justificar sus teorías porque, visiblemente, la ciencia actual no está suficientemente avanzada para cuantificar las energías sobre las cuales se apoyaba.

Lo primero que me llamó la atención fue el conocimiento de la bioestimulación energética celular, postulados estudiados en los primeros años de la carrera de medicina, que siempre generaron controversias entre los diferentes autores de investigación en la fisiología humana y en la fisiología celular. Me preguntaba: ¿Podría ser que la terapia akáshica fuera la contrapartida energética de toda la bioquímica interviniendo en PINE (es la abreviación de psiconeuroinmunoendocrinología)? Porque, si fuera así, lograríamos resolver la ecuación unificadora de los tres planos del hombre y llegaríamos a generar tratamientos más amplios, abarcativos y completos para nuestros pacientes. Podríamos acercarnos más a la etiología real de las enfermedades y ganaríamos más batallas contra el sufrimiento.

Nuestros pacientes sólo desean sanarse y no les importan las teorías, los medios y la ideología del médico. Muchos de nosotros reaccionamos en forma sectaria, fragmentada, demasiado especializada.

Hemos olvidado que, según nuestro juramento Hipocrático, deberíamos sólo preocuparnos del

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

bienestar del paciente y no de las defensas de ideología ortodoxa, de la farmacología, del tecnoindustrialismo de nuestra profesión. Hipócrates en su época, dos siglos antes de Cristo, luchó para arrancar a la medicina de las manos de los brujos y tuvo razón einventó muchos de los procedimientos que todavía usamos. Pero ¿no cometimos una fatal exageración al cerrar nuestros ojos a la existencia de otras medicinas antiguas puramente energéticas?

No pretendo resolver tal debate en el curso de esta biografía, pero sí considero que la Terapia Akáshica puede ser ese camino intermedio que buscábamos, la vía que la ciencia más avanzada nos predecía. Posicionándome como única responsable del bienestar de mis pacientes yfrente a los resultados que yo pude constatar, considero que la Terapia Akáshica es una valiosa alternativa para ayudarlos a potenciar los resultados de nuestros tratamientos médicos o psiquiátricos, mejorando notablemente su equilibrio emocional y llevándolos hacia una mejor calidad de vida.

 

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

FORMADOR DE PSICÓLOGOS
Y PROFESIONES AFINES
EN LA TERAPIA AKÁSHICA


Jose Luis Zulatto

JOSÉ LUIS ZULATTO,
27 de mayo 1968 en Rosario.Curso sus estudios secundario en el Seminario diocesano San Carlos Borromeo. Rosario. Recibido en 1993 de psicólogo en la UNR, profesor de enseñanza media y superior en Psicologia. Docente titular de la materia Ciencia del Comportamiento dictada en la tenicatura de administración de empresa en la UNR. Ejerce la profesión en el sanatorio Nuestra Señora del Rosario, desde hace 20 años. Entrenamiento al abordaje interdiciplinario de los pacientes, urgencias psicológicas, etc. Estudia el entorno previo a la Terapia Akáshica con Cesar Dupuy (profesor de facultad de física/química y terapeuta akáshico recibido). Estudio personalmente con Eric Barone, el fundador de esta nueva corriente terapéutica y ha sido nombrado por él, responsable de formación de Terapia Akáshica especializado en profesionales de la psicología y de profesiones afines.

Mi nombre es José Luis Zulato, tengo casi 50 años, de los cuales 25 han sido dedicados a buscar lo más elemental que busca todo adolescente (aún que no lo sepa): la ecuación perfecta entre Dios, el universo, el hombre, la vida, la muerte, el pensamiento, el genio e internet. En el camino encontré a Yogananda, me identifiqué mucho con su libro «Autobiografia de un yogui» pero notaba ya que su búsqueda de lo divino pasaba por «técnicas» tales como el kriya yoga. Pensando que Dios podría encontrarse aprendiendo algunas técnicas, entré al seminario a los 12 años. Fue una experiencia maravillosa. Allí aprendí a comprender el dolor del hombre y a poner una mano en su espalda para que pudiese sentirse comprendido. Me di cuenta de que la vida no es efímera sino que es una escuela que enriquece al que sabe aprovecharla.

A los 18 años abandoné el seminario porque descubrí que no quería una vida célibe, que el amor de una mujer era una necesidad esencial en mi vida.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Además, estaba ingenuamente decepcionado por no haber encontrado las técnicas secretas que me acercaran a Dios y me permitieran comprenden todo el universo. Sentía una gran confusión, en mi interior sólo reinaban el vacío y la desorientación. Pero no perdí ni la ingenuidad ni el entusiasmo por mi búsqueda.

Empecé a buscar un camino para mi desarrollo económico y, a los 18 años, comencé a estudiar Ciencias Económicas. Pero abandoné porque sentí que me desviaba más todavía de mi búsqueda. Comprender por qué la sociedad funcionaba con una energía, la del dinero, no me aclaraba cuál es la esencia del hombre. Busqué el denominador común entre las corrientes religiosas y espirituales y constaté que el sufrimiento, la forma de encararlo para uno mismo, el deseo de aliviarlo en los demás y las técnicas para enfrentarlo, era un gran punto común pero, también, un gran punto de divergencia. Por mi experiencia en el seminario no me gustaba que todos asociaran «técnicas» con «adoctrinamiento». Yo buscaba desesperadamente la forma de conocer las causas, las consecuencias y las soluciones del sufrimiento, sin adoctrinamiento.

Fue en esa época cuando encontré a mi primer mentor. Era un hombre muy mayor, ciego a causa de la diabetes, al que ayudé cierto día a cruzar una calle. Reconociendo mi voz joven me preguntó en qué trabajaba o qué estudiaba y, cuando le dije que economía, se puso a reír, lo que picó mi ego. Don Pedro, (es así cómo voy a llamarlo), me dijo que mi voz era la de un psicólogo y no la de un empresario. Y, antes de que yo pudiese responderle con una ironía, agregó una frase que me puso alerta: «no encontrarás a Dios en la economía del dinero sino en la economía del hombre». Me dejó atónito que un desconocido descubriese tan fácilmente mi preocupación más profunda sólo escuchando mi voz. Antes de terminar de atravesar la calle me atreví a desafiarlo para que me demostrase lo que acababa de decirme.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Riéndose amablemente me dio su dirección y me invitó a cenar con él y con su esposa en su casa. Vivían en el barrio vecino al mío. El día de nuestro encuentro miré la hora con impaciencia, por lo menos 80 veces, medio furioso y medio curioso por saber cómo un ciego podía ver tan bien en el alma de otro ser humano mientras que yo, que tenía mi visión intacta, sólo veía oscuridad e ignorancia en todo lo que leía y estudiaba. Llegué a la cena. Me recibieron en un departamentito minúsculo, lleno de libros, de muebles antiguos, con una vieja radio en el lugar de honor sobre una cómoda llena de fotografías que el anciano ya no podía ver pero que conocía de memoria. Él mismo me mostró los retratos de sus hijos y de sus nietos. La conversación de Don Pedro fue tan fascinante que no recuerdo lo que cenamos. Escuchó mi experiencia en el seminario y los motivos por los que lo abandoné. Me atreví, arriesgándome a quedar en ridículo, a contarle mi ambición de encontrar el gran secreto que unificase la ciencia y la religión. Pero no se rió de mi ingenuidad sino que me escuchó muy seriamente. Me explicó que sólo indagando en el sufrimiento humano y buscando cómo solucionarlo en los demás es que podría encontrar la solución a esa ecuación y que debía dejar de creer que estaba solo en esa búsqueda porque miles de hombres también lo habían hecho y miles lo estaban haciendo. Confirmó mis conclusiones acerca del sufrimiento y me llevó a su cuarto de lectura. Me explicó que, desde hacía varios años, su esposa era la que le leía algunos de los centenares de libros que tenía. En esa habitación, que usaba también como consultorio, atendía a algunos pacientes que tenía todavía y a los que trataba desde hacía varios años. Era psicólogo de formación pero se había alejado mucho de la psicología tradicional por muchas razones que me explicó. Me habló de terapias rápidas, me habló de hipnotismo, de autores como Milton Erikson Alfonso Caycedo, de los que yo nunca había oído nombrar. Me convenció de que lo importante no era graduarse de

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

psicólogo sino encontrar los medios más rápidos de aliviar el sufrimiento ajeno y de que la búsqueda de uno mismo pasaba por el encuentro con los demás. Me fascinó cuando me recitó una frase de un francés que escuchaba en la radio que decía que «si la conciencia del hombre es el espejo de Dios en nosotros, entonces el más bello reflejo de ese espejo se llama libre albedrío y que debemos buscar eliminar todo lo que lo puede alterar». Gracias a su impulso estudié psicología. A los 25 años me nombraron profesor de psicología en enseñanza media y superior y continué durante años visitando a mi amigo y mentor. Me prestaba libros de Freud, de Jung, de Adler, de Lacan y también del locutor francés que tenía un acento insoportable, pero que él escuchaba religiosamente todos los domingos a las 23 horas. Yo cenaba con ellos los domingos y hablábamos de mis estudios, me comentaba las lecturas de libros nuevos que su esposa le leía y siempre me preguntaba por mi búsqueda. Y luego nos quedábamos escuchando hablar al francés por la radio. Reconozco que siendo recién titulado universitario, sentía algo de desprecio por un autodidacta extranjero que, sin querer dar lecciones, contaba humildemente lo que veía en el mundo de las energías y elaboraba teorías que contradecían lo que yo había estudiado en la facultad pero que mejoraban a sus miles de pacientes. No llegaba a entender cómo Don Pedro podía dar crédito a alguien que no citaba los autores que eran nuestro pan cotidiano de estudio. Mi amigo, mentor y casi abuelo adoptivo, me explicaba que algunas personas tenían el poder de leer el gran libro de Dios y ver lo que los demás no veían y que, en lugar de guardarlo secretamente para ellos, tenían el valor de compartirlo con los demás. Me enseñó que no podemos condenar a nadie sin primero probar si lo que dice es verdad. Repitiendo frases del francés pinchaba mi orgullo de joven titulado: «no hay diploma suficientemente grande para esconder la incompetencia y la competencia no necesita diploma porque puede demostrarse en todo momento». Terminábamos casi peleando y luego riendo.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Hasta que un domingo, cuando llegué para mi cena habitual, la señora me recibió muy compungida y me contó que mi verdadero maestro había fallecido pocos días antes y que, presintiendo su muerte,había preparado un paquete para mí. Le había prohibido llamarme y no quería que fuese a la incineración de su cuerpo acto que, según él, era pura formalidad. Creo que lloré ese día más que si se me hubiera muerto un pariente. Sentí bronca por no haber sido avisado, aunque no me sorprendía porque lo conocía bien a Don Pedro. Llevé el paquete a mi casa y me quedé ese domingo varias horas sin dormir para analizar los libros que me había enviado. Algunos eran del francés que hablaba con ese acento insoportable en la radio. Mi amigo había escrito en forma desordenada consejos sobre su lectura, en las páginas blancas al inicio de los libros. Imaginé lo difícil que le habría resultado, en su ceguera, recordar el contenido y evitar pisar su propia escritura. Tomé con mucho respeto cada consejo. Y empecé a leer a fondo sobre la Terapia Akáshica, el Hipnotismo y la Bioenergía. No había advertido que esa voz y ese autor eran de una persona física que vivía en Argentina y, cuando lo encontré en un Congreso en Buenos Aires, no lo reconocí porque nunca había visto una fotografía suya. Había ido a ese Congreso en el Hotel de las Naciones esperanzado en escuchar a un famoso hipnotizador argentino. Y resultó que durmió a toda la sala pero no con hipnosis sino con aburrimiento. Motivo por el cual lo aplaudieron su docena de alumnos y casi nadie de las doscientas otras víctimas presentes que no paraban de bostezar. Cuando escuché al orador siguiente salí brutalmente de mi apatía: tenía el acento del francés de la radio, ya adivinan de quién se trataba. Empezó diciendo que sólo haría tres preguntas al público. La primera fue: «todos los que estén seguros de estar hipnotizados por mi colega anterior, que levanten la mano». La gente empezó a mirarse riendo y a observar al hipnotizador pedante que se había sentado en el medio de sus alumnos. Nadie levantó la mano y ya algunas risas

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

empezaron. Luego pidió: «todos los que estén seguros de no estar hipnotizados levanten la mano», muchos la levantaron. Finalmente dijo: «todos los que ignoran si están o no hipnotizados levanten la mano», y todos sorprendidos vimos que él fue el primero en levantarla. A partir de ahí empezó la charla más removedora de mi vida, la que confirmó todo lo que Don Pedro me había enseñado e hizo tambalear todo lo que creía haber comprendido de la psicología con los maestros clásicos gracias a los cuales me había diplomado. El público sintió como un choque eléctrico y en el momento de la ovación final, los alumnos y el profesor anterior abandonaron la sala antes de verse obligados a aplaudir. Así fue mi primer contacto real con Eric Barone. Luego de conocerlo me aconsejó leer varios libros, algunos de los cuales yo ya tenía, como el de Terapia Akáshica. En ellos descubrí la existencia de un hombre energético completo que vive escondido en mí, el hombre neuronal y que se despierta cuando me duermo. Y me permite aprender del universo la equivalencia de 800 años del cuerpo físico cada noche, durante el sueño paradójico. Descubrí la existencia de energías invisibles que interfieren con el hombre y explican lo que la psicología no puede ni sabe explicar. Probé sus teorías con la colaboración voluntaria de mis pacientes y los vi progresar diez veces más rápido que con las técnicas clásicas que yo empleaba habitualmente.

Seguí yendo a cenar con la esposa de Don Pedro desde que me encontré con Barone en Buenos Aires y continué, con ella, escuchándolo en la radio. Un día trajo un objeto muy raro y muy pesado y lo puso sobre la mesa. Me dijo que pertenecía a su esposo y que era una máquina de videncia que Barone le había fabricado. Con ella había podido salvar a muchos de sus pacientes gracias a lo que él había podido indagar sobre ellos. Ella la conservaba como una reliquia y no tuve el valor de pedírsela. En cambio, me obsequió un libro que yo no conocía: EL NUEVO HUMANO y me pidió que leyese una página marcada por un señalador.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Eric Barone presentaba allí la teoría de síntesis más avanzada sobre el hombre, la conciencia, el espacio y el tiempo. Era la revelación 21 de ese libro. Obviamente devoré el libro en una noche y fue suficiente para decidirme seguir totalmente los pasos de Don Pedro.

Estudié la terapia akáshica con Barone, recibí mi propia máquina de videncia, empecé a indagar en las otras dimensiones y conocí los 67 enfoques que da la terapia akáshica sobre las enfermedades. También tuve que leer tres libros fundamentales de la psicología de la Terapia Akáshica: «Conciencia Akáshica» (que explica la existencia de ese otro hombre invisible que habita en nosotros), «Psicobioenergía» (que habla de psicoalgoritmos y da la composición energética de 70 grandes problemas del hombre) y «Revolución Bioenergética de la Conciencia» (que presenta nuevos fundamentos energéticos a la psicología). Luego, y a pesar de que me inicialmente me resistí, Barone me obligó a estudiar dos libros de pedagogía: «Cómo Aprender a Aprender» y «Cómo Aprender a Enseñar», un libro de una aridez insoportable que parece hablar de cibernética computarizada y desarma los mecanismos fundamentales del aprendizaje tradicional. Él había utilizado esa técnica en París para enseñar idiomas en un mes o manejar vehículos complejos en 24 horas. Desde entonces, vi la psicología desde ángulos más evolucionados y más extremistas que la Psicología Transpersonal de Stanislav Grof.

Muchas veces he peleado amistosamente con Barone. Le he reprochado ser muy técnico en los recursos que emplea y siempre me ha contestado que hay demasiados libros teóricos que mueren asfixiados entre otros libros en las bibliotecas y que una filosofía que no baja a defenderse a la calle no merece sobrevivir. Me recordaba que vivió el mayo del 68 en París, que venía de un país en guerra y que fue refugiado en Francia. Tuve que reconocer que él sabía lo que era la pelea, la inercia y la revolución. Adopté sus técnicas porque garantizan eficiencia y seguridad, no usan el

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

lenguaje para convencer, sino las energías de uno mismo para sanarse.

Peleaba con él en la comprensión de los mecanismos de creación de la psicología humana, me obligó a comprender lo que son los psicoalgoritmos, de dónde vienen esas estructuras y me enseñó que la memoria central del universo que yo buscaba era lo que la gente llama «Registros Akáshicos», confundiéndolos con alguna memoria del pasado. Pero más bien son la memoria del futuro, la verdadera matriz de la cual nacen todos los patrones que conocemos, nuestro ADN, la vida, el universo y también la enfermedad y la salud mental.

En cuanto a la búsqueda de mi gran secreto, obviamente me acerqué más a su comprensión. Nunca Barone se atrevió a criticar mi concepto de Dios. Siempre me traía a tierra recordándome que la Terapia Akáshica es pragmática, sólo le interesan técnicas y medios que puedan mejorar el bienestar humano. En cuanto a las teorías, me reenvió a las teorías cuánticas, a la hipótesis de el físico británico Roger Penrose y el médico estadounidense Stuart Hameroff, que presentan la conciencia holográfica, la cual puede explicar perfectamente las teorías de Barone. Me obligó a verificar sus afirmaciones. Él hacía 30 años que atendía gente en Argentina y había creado la terapia akáshica como consecuencia de sus observaciones, resultados e investigaciones. Sus 80 libros, muchos de los cuales conocía Don Pedro, respaldan lo que mi maestro decía: “algunos tienen el poder de ver el gran libro invisible y tienen el valor de contarlo”.

Barone me llevó a ver también ese libro invisible y lo consulto a diario para el bien de cada paciente que atiendo, encontrando el origen de sus problemas, origen que la universidad deja en una prudente oscuridad.

Cuando un día reproché a Barone la dificultad de estudiar esta terapia fuera de las universidades, me invitó a participar de su mayor obra, LA ENCICLOPEDIA DE 10.000 FASCÍCULOS,

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

cuya meta es permitir que cada persona, ama de casa, paciente o profesional, pueda acceder a estas técnicas desde su casa, en minutos y en cualquier parte del mundo. En su compañía he contribuido a crear 300 de ellos, aportando a los lectores un entrenamiento de apoyo terapéutico para el tratamiento de las enfermedades mentales descritas en los tratados de internacional de psíquiatria el CIE X y el DSM V las cuales cito en cada fascículo. Aconsejo a los lectores conversar este tema con su psicólogo ya que, en ningún momento he dicho que estas técnicas sustituyen al apoyo del profesional sino que lo acompañan.

Por fin cuando reproché a Barone que podría parecer anacrónico depender de una máquina tallada en un objeto de madera, para poder indagar los mundos invisibles, me contestó que el microscopio y el telescopio hacían lo mismo y que, ni biología ni astronomía existirían sin ellos. Y, para mi sorpresa, me mostró sistemas audiovisuales de imágenes en 3D sobre las cuales trabajaba para crear un sistema totalmente digitalizable que permitiría alcanzar el mismo resultado mediante una práctica digitalizada.

Creo que Barone y su Terapia Akáshica nos reservan muchas otras sorpresas y, con curiosidad, digo: «¡sigámoslo, veámoslo y probémoslo!».

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

AL MÁS JOVEN TERAPEUTA AKÁSHICO EN EL MOMENTO DE CREACIÓN DE ESTA ENCICLOPEDIA


DIONEL BIANCHI

DIONEL BIANCHI,
Joven Terapeuta Akáshico, estudiante de Eric Barone. Siendo casi un niño descubrió su vocación y, con el aval y las enseñanzas de su Maestro, ha comenzado con alegría y convicción, su largo camino de servicio hacia los demás.

Desde que yo era chico, mis padres tomaban consultas con el Profesor. Yo los acompañaba y me sentía fascinado por todos los elementos y objetos mágicos, bochas, máquinas de videncia, etcétera.

Entre los 10 y 11 años, se me despertó una muy grande curiosidad por saber mi misión espiritual, es decir, para qué vine a la Tierra. Fue entonces que, en una consulta con Eric, obtuve la respuesta y comencé a trabajar con los 108 Egrégores. Luego de terminar esta técnica, que me llevó aproximadamente 1 año, comencé a trabajar con un Egrégor que estuvo conmigo desde ese momento.

Ya a los 13 años, junto con mi hermano, teníamos inquietud sobre qué carrera seguir. Después de hacer varios test vocacionales, ninguno de los resultados nos terminó de convencer y quisimos tener una consulta con el Profesor. Entre la lista de posibles profesiones agregué tímidamente la de Terapeuta Akáshico, ya que ansiaba tener una máquina de videncia (aunque sabía que tenía que esperar hasta los 18 años para obtenerla). En la consulta, para mi sorpresa, resultó que las mejores aptitudes apuntaban para la Terapia Akáshica (T.Ak.) y, lo más sorprendente, fue escuchar a Eric confirmarme que yo calificaba para estudiar la videncia Akáshica. Mi sueño se cumplía: a los 14 años, recibí mi máquina de videncia junto con su protocolo de uso.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Recuerdo el primer día que la utilicé. Formulé una pregunta y recibí la respuesta en mi cuerpo, a través de la sensación prevista por el protocolo. Fue tal la emoción de haberla obtenido desde el primer ensayo que me paré y fui corriendo, dando saltos eufóricos, a contarle a mi mamá que ya había funcionado. Cuando volví para hacer más preguntas, la máquina me negó el acceso. Luego comprendí que fue debido a mi estado emocional y que a la máquina hay que utilizarla con cierta serenidad. En estados emocionales extremos (como la ira o la euforia), las respuestas venían alteradas o se bloqueaban las sensaciones corporales de contestación.

Luego, comencé a leer y a estudiar mucho de los libros de la Terapia Akáshica. Ellos me ayudaron a comprender el alcance de las videncias obtenidas con la máquina y cómo llegar a diagnósticos mucho más complejos.

Hoy con 15 años he podido obtener, con la máquina de videncia, desde una guía personalizada de alimentos beneficiosos o perjudiciales hasta la posibilidad de bajar varios rituales, muchos de ellos exorcísticos. Pude hacer mediciones bioenergéticas y detectar anomalías en el funcionamiento del ser bioenergético e, incluso, descubrí cómo corregirlas, canalicé diseños que ayudaron a cambiar la línea de futuro de varias personas, diseñé ingenierías de la conciencia y desarrollé medios nuevos de Tecnoconciencia, por ejemplo, diseñando fundas para almohadas que actúan sobre los sueños.

Me siento muy feliz de ver realizarse las técnicas que canalicé en videncia y, gracias a la Artesanía Mágica, poder ponerlas al alcance de varias personas… pero lo más emocionante es observar los cambios en ellas.

Puedo decir que lo que más me impulsa a seguir y dedicarme a esta profesión (aparte de continuar con el colegio para evitar la guerra con mis padres) es vivenciar y constatar los resultados positivos obtenidos en las personas que traté.

ENCICLOPEDIA DE TERAPIA AKÁSHICA©
ERIC BARONE |
 

Decidí que quiero ser Terapeuta Akáshico porque me di cuenta de que la mayoría de los problemas que tienen las personas tienen una razón energética y esta terapia es el único medio de encontrar la raíz de ellos y sanearlas (ya vi cómo influye indirectamente en el ámbito físico y

Además, estoy totalmente convencido de la teoría que la Terapia Akáshica propone y soy testigo de la efectividad que tienen las máquinas de videncia akáshica para sanar y corregir casi todos los problemas y anomalías e, incluso, cambiar drásticamente situaciones que estén ocurriendo o bien que estén por ocurrir. Destaco lo abarcativa y completa que es esta terapia y la recomiendo muchísimo para las personas que se quieran tratar, así como para las personas que la quieran estudiar.

Gracias a la Terapia Akáshica, descubrí quién soy, supe a dónde llegar, entonces… ¡sólo me falta hacerlo!